El Gea

Otro hecho criminal producto de la Ley asesina de Ajuste Cubano (I)

15 de julio, nota informativa del Ministerio de Información Cubano.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Ayer, 14 de julio del 2003, en el puerto pesquero de La Coloma, suroeste de Pinar del Río, aproximadamente a las 9 de la mañana, se produjo otro lamentable y doloroso hecho que costó la vida a tres adultos y puso en grave peligro la de un niño seriamente herido por un disparo en la cabeza. Quienes lo llevaron a cabo eran personas con pésimos antecedentes penales.

A la hora indicada de la mañana, tres adultos armados con un revólver calibre .45 y un cuchillo de 34 centímetros, a los que acompañaban una mujer con dos hijos, de 17 y 10 años respectivamente, después de neutralizar al custodio del muelle amenazándolo con el revólver, golpeándolo y asestándole una herida con el arma blanca, y de arrebatarle el arma de reglamento, un revólver calibre .38, penetraron en la embarcación de pesca Ferrocemento No. 18 lista para realizar sus labores.

Al no conocer los asaltantes el manejo de la nave, conminaron a un patrón capturado por la fuerza a ponerla en marcha. Este, en un descuido de los secuestradores, se lanzó al agua y pudo escapar. Pronto, al notar la anormal situación, la embarcación fue rodeada por pescadores de La Coloma y varios agentes de la autoridad, a fin de impedir su salida. Los asaltantes amenazaban con matar a los rehenes. En realidad se pudo comprobar más tarde que la madre estaba en complicidad con los autores del secuestro, utilizando a los dos hijos para fingir como tales. Se ignora todavía en detalles cuáles fueron las causas o qué tipo de desavenencias surgieron entre los asaltantes, que originaron lo que se produjo después. Alrededor de una hora con posterioridad al asalto se produce un disparo aislado en el interior de la embarcación, y pocos minutos más tarde se escuchan varios disparos intermitentes. Finalizado esto, casi de inmediato se observa al joven de 17 años que sale corriendo de la nave con el hermanito de 10 años cargado en sus brazos, que estaba gravemente herido en la cabeza con un disparo cuyo proyectil quedó alojado en la parte trasera izquierda del cráneo, entre la oreja y la cervical. Con ellos corría también la madre. Los tres fueron transportados de inmediato al hospital provincial de Pinar del Río en una ambulancia, sin perder un minuto en indagar lo sucedido en la embarcación. En esta, transcurrida más de una hora, no se escuchaban nuevos disparos ni ruido alguno. Lo cual decidió a las autoridades realizar una cautelosa exploración. Al acercarse a la misma y penetrar en ella, observaron tres hombres que yacían inmóviles, dos de ellos muertos y otro con un disparo en la cabeza que lo mantenía inconsciente, y fue trasladado con igual urgencia al hospital.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©