Los atentados en Madrid y su influencia en las elecciones Españolas (VII).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

3 - No se recuerda lo suficiente que las últimas elecciones (ya no las encuestas, sino datos reales) indicaban una clara tendencia a una baja de votos para el PP y un alza para el PSOE y los partidos nacionalistas de diferentes comunidades. Dicha tendencia es totalmente independiente de los atentados del 11-M, por haber sido determinada con anterioridad a los mismos. De esto se deduce que no podemos decir coherentemente que la derrota del PP a sido marcada exclusivamente por los atentados del 11-M y no también en alguna medida por la gestión de su gobierno independiente de estos.

4 - En general los partidos políticos de los países dominados por un bipartidismo más o menos fuerte, suelen alternarse en el poder tras períodos de 1 o dos años reelección de por medio. La historia de muchos países y de la misma España lo demuestra.

¿Por qué sucede esto? Me atrevo a decir que cuando un partido o grupo político se "enquista" en el poder tiende a abusar de él para su beneficio "personal", ya sea para el beneficio de dicho partido o de sus miembros, y sea de forma legal (aprovechándose de los "vacíos de la ley") o de forma ilegal aunque difícilmente manifiesta.

La gente suele percatarse de ello (gracias a que el partido que le toque se oposición se encarga de ello) y en las elecciones se encarga de alternar a ambos partidos en el poder.

Este fenómeno se ha dado una vez más en las elecciones del 14 de marzo de 2004 en España. No puede decirse por tanto, en mi opinión, que los atentados del 11 de marzo en Madrid hayan roto con la normalidad política de esta democracia europea.

5 - Si algo se tambalea, como mostraban las encuestas y reafirma una tendencia histórica, el un nuevo elemento en juego (en este caso los atentados) les de un golpe de gracia haciéndolo caer, es decir, sea la gota que rebalsa el baso, o simplemente abra un poco más el panorama político poniendo sobre la mesa las consecuencias de las actuaciones en materia de política exterior y combates armados, no significa que dicha torre de pisa (en este caso el apoyo de la gente al gobierno del presidente español en funciones, el señor José María Aznar y el Partido Popular) no fuera a caerse tarde o temprano, o que dicha influencia externa de última hora fuera decisiva para su caída.

Por lo tanto, considero absolutamente falso el sostener que el electorado español fue chantajeado, intimidado o manipulado de alguna forma por el hecho en sí de los atentados terroristas. Lo que ha ocurrido simplemente es que dichos atentados han influido en sus decisiones democráticas, como puede hacerlo cualquier hecho criminal de semejante magnitud que un pueblo viva en su propia carne.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©