El Gea

OVNIs en la Patagonia

El Caso Fattorel (VI)

Por Alejandro Chionetti - El Dragón Invisible
Fuente: UFO PRESS N°15, enero 1983


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

CARACTERES Y SINTOMATOLOGIA DE FATTOREL UNA SEMANA MAS TARDE

Al arribar a Allen una semana después de los sucesos aquí relatados, y esperando que se hubiera calmado el revuelo sensacionalista que se habla tejido alrededor del caso (sobre todo a partir de las sucesivas notas publicadas en el diario RIO NEGRO), encontramos al testigo en su domicilio, conversando con un viejo amigo que, en su juventud, le habla enseñado a tocar el acordeón.

Desde un principio notamos que al testigo le molestaba sobre manera que se pusiera en tela de juicio su narración acerca de los presuntos acontecimientos que lo habían tenido por protagonista.

"¿Por qué uno se va a poner a mentir'> ¿Qué gano yo con eso? Si esto me ha costa más de 150 millones de pesos de mi internación... " nos refirió en tono de amarga protesta, "¿Para qué va uno a engañar a la gente?", continuó diciendo.

Fattorel se mostraba muy preocupado por los efectos fisiológicos derivados de su experiencia, y por los que temía podía llegar a sufrir en el futuro.

Todavía sufría dolores en las piernas, tenía cierto grado de fotofobia y (esto es lo que más preocupaba a Fattorel) presentaba un dolor agudo en la zona del vientre sobre la derecha (según el testigo ese dolor era un "empachamiento" de agua debido a la gran cantidad que había ingerido en el destacamento polícial).

Fattorel presentaba, además, ciertas marcas en su epidermis, las que a continuación reseñamos:

a) dos en cada mano, siendo ambas perfectamente circulares y equi distantes.

b) dos a cada lado del cuello, pasando uno de los pares exactamente sobre la vena yugular. Las marcas del cuello estaban más borrosas que las de las manos y la distancia que las separa no era igual en cada caso, estando casi superpuestas las de la zona derecha del cuello.

c) en las yemas de los dedos de ambas-manos el testigo presentaba pequeñas ampollas en fase de cicatrización.

Las huellas que presentaba en sus manos, dadas sus características, bien podrían haber sido causadas por un objeto circular, metálico y candente.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©