G. Esquivel

El Deporte, las Malvinas y los Argentinos (I)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

En las Fuerzas Armadas de la República Argentina, todos aquellos ciudadanos que componen los cuadros permanentes de Oficiales y Suboficiales, quienes egresaron de los distintos Institutos de Formación Militar como la Escuela de Aviación Militar o las escuelas de Suboficiales Córdoba y Ezeiza en lo que respecta a la Fuerza Aérea, pertenecen a una clase profesional preparada para la guerra, llamada "Militares". Quienes también cumplen funciones similares son aquellas personas pertenecientes al personal de tropa, es decir, los "Soldados". La diferencia entre los cuadros militares y el personal de tropa es que los primeros poseen jerarquía, poder de mando y responsabilidades para con el personal entre otros, pero durante aquellos combates encarnizados para defender nuestro territorio en Malvinas, Soldados y Militares fueron todos "Soldados de la Nación Argentina".

Quienes son cadetes y aspirantes en plena formación militar en los distintos Institutos Militares, durante su permanencia reciben un tratamiento duro en lo que respecta a la instrucción militar como así mismo al desarrollo del deporte en cualquiera de sus disciplinas. Ese tratamiento se basa en una adoctrinamiento militar, en una formación disciplinaria psicológica, espiritual y física fuerte y demandante pero debo aclarar que la rigidez del sistema de enseñanza se debe a que se los instruye y prepara para ir a una guerra cuando sea necesario. Dentro del programa de enseñanza, los estudiantes viven durante un período de dos, tres o cuatro años como internos y al egresar como Oficiales o Suboficiales del Cuadro Permanente en la carrera militar, ellos como los Soldados también, deben seguir con las actividades deportivas para mantener y forjar sus espíritus y aptitudes psicofísicas. En mi caso, cuando estudiaba en la Academia Militar de la Fuerza Aérea, de lunes a viernes, desde las 11:30 hs hasta las 13:00 hs nuestros instructores y subinstructores nos llevaban marchando al campo de deportes y ahí entrenábamos en disciplinas deportivas como pista de atletismo, pesas, jabalina, grandes aparatos, karate, judo, defensa personal, etc., inclusive recuerdo cuando en mayo de 1984 un instructor nuestro estaba piloteando un helicóptero Huges (un Comando Militar quien peleó contra los Ingleses en Malvinas) e hizo un pasaje aéreo a un metro del terreno en donde estábamos haciendo ejercicios, donde debimos correr en todas direcciones para no ser llevados por delante por los esquís de la aeronave, pero esto sucedió en 1984, eran otras épocas, nuestro entrenamiento era real, argentina estaba en las mentes y comentarios de todo el mundo por la actuación en Malvinas, la economía era otra, se podían hacer muchas cosas, los valores personales e institucionales se respetaban, un individuo valía por lo que era como persona y profesional, la actuación de los argentinos en Malvinas a pesar de haber perdido una guerra, era mirada con asombro y recelo profesional por muchas Fuerzas Armadas del Mundo...porque en la intimidad ,muchos pilotos de combate de todo el mundo hubiesen querido estar en la piel de los pilotos argentinos y sus aeronaves en pleno combate contra la superioridad numérica, la tecnología de los sistemas de armas de defensa y ataque de las fragatas, destructores y portaaviones ingleses y de la O.T.A.N.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©