Conozca a los creadores de Andinia.com

Drogas e hipocresía (IV)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

La respuesta más general y simple a esto, a mi entender, es: cuestiones de poder. Si queremos profundizar un poco más en la respuesta a estas preguntas, debemos tener en cuenta que:

- Los gobiernos ganan dinero con las drogas legales, el dinero producido por los impuestos y por todas las actividades económicas asociadas: la agricultura, los comercios que las venden, las maquinas que las producen, etc. Combatirlas no les conviene en principio.

- En general las drogas ilegales no son controladas por los gobiernos o empresas (lo son por mafias o carteles), y si se legalizaran sería muy difícil que estos empezaran a controlarlas de alguna forma, es un terreno de mercado ya perdido en cierta forma. Las mafias se transformarían en empresas en todo caso, y eso sería blanquear su situación, cosa de la que difícilmente los gobiernos y empresas que manejan la distribución de las drogas legales sacarían tajada, más bien lo contrario, se verían perjudicadas por una competencia con recursos económicos infinitamente mayores.

- Las drogas ilegales suelen ser drogas alucinógenas, o que afectan psicológicamente a mediano o largo plazo. Aunque perjudiquen la salud tanto o menos que las drogas ilegales, sí interfieren mucho más en las conductas sociales de la gente consideradas como "normales", en su desempeño laboral, etc. Actualmente es relativamente normal que alguien se emborrache y tenga una resaca por esto, o que tenga una pulmonía debido al consumo de cigarrillos, por ejemplo, pero no que esté "volado" todo el día en el trabajo.

El que consumo de drogas ilegales sea "marginal" y "socialmente excluyente" es lo que las contiene en cierta medida. El legalizarlas cambiaria este estado de cosas. A las empresas, a los gobiernos y demás grupos de personas y organizaciones preocupadas por que las cosas sigan como hasta ahora, no les convendría que esto ocurra. - Sin llegar a considerar teorías conspirativas de dudosa validez, es obvio que las drogas legales e ilegales, como muchas otras cosas, son una forma de control que no puede ser subestimada, y que a los gobiernos no les conviene anular totalmente. Por eso las drogas existieron, siguen existiendo y existirán por siempre jamás.

Por último, no olvidemos que generalmente los gobiernos democráticos están compuestos por ciudadanos, y en algunos casos votados por ciudadanos. Por lo tanto, todo aquel que se considere un ciudadano es un hipócrita si no hace algo en contra de este estado de cosas, o viva con un estilo de vida que favorezca todo este entramado comercial directa o indirectamente.

Los súbditos, sin embargo, no comparten esta responsabilidad, ya que al menos en teoría están sometidos por la fuerza a las decisiones de sus reales gobernantes.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©