El Gea

Cómo la Argentina perdió la Patagonia (III)

(Un Cuento Fantástico)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Por el teléfono se oyó una voz que dijo:

-No soy Cardini, el cual se encuentra bajo custodia de este comando, pero si Ud. quiere podemos ponerlo en la línea para que Ud. se percate de que esto va en serio.

Astigueta sintió que le corría un sudor frío y tartamudeando rogó que lo pusieran al habla con Cardini el supervisor de turno en el tablero de carga de El Chocón. Cardini, con voz serena y casi sin emoción lo impuso a Astigueta de lo que había ocurrido, de la toma de la central por un comando suicida, el dinami-tado de las turbinas y de las playas de transformadores, etc.

Cuando terminó le dijo a Astigueta:

-Apurate hermano, a trasmitir el mensaje al Presidente porque las papas queman ! y esta gente está dis-puesta a todo.

Astigueta corrió al teléfono policial para comunicarse con el Presidente de Agua y Energía que a esa hora todavía estaba en su despacho, el cual, enterado del mensaje, puso en duda la veracidad de toda esa histo-ria que calificó de Rocambolesca y ordenó a Astigueta que preparara el avión de la empresa para ir a ver en el lugar lo que estaba ocurriendo. Por las dudas lo impuso de la novedad al Presidente de Hidronor. Mientras tanto, y a pesar de su incredulidad, se comunicó con el Ministro de Energía que casi sufre un desmayo al oír la historia y que a su vez transmitió al Presidente de la Nación por el teléfono policial, el increíble mensaje recibido en el despacho de cargas.

El Presidente Miguel Solanas Álvarez se hizo repetir varias veces el mensaje mientras las máquinas tele-impresoras sacaban varias copias.

Enseguida, con gran serenidad y después de exclamar "Estos sureños!" ... ordenó convocar al gabinete de Ministros y a los Jefes de los Estados Mayores, mientras telefoneaba al Ministerio del interior para cono-cer si allí se sabía algo de lo que realmente estaba pasando. Cual no sería su estupor cuando el Secretario del Ministro, el cual ya habla salido para el despacho del Presidente, le informaba que se habían recibido cuatro comunicaciones de los cuatro Gobiernos de las Provincias Patagónicas manifestando que en razón de las circunstancias, las cuatro legislaturas y los propios Gobernadores habían adherido al Gobierno Pro-visional de los Estados Unidos de la Patagonia y se solidarizaban con su actitud, por lo cual se considera-ban estados independientes de la Nación Argentina y autónomos económicamente. Manifestaban también su firme decisión de armar al pueblo patagónico para repetir cualquier agresión.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©