El Gea

Tercer parte: Laura -El Relevo y la Espera.- (II)



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Y fue por un nuevo análisis del mismo analista que estaba de guardia un día de franco, otra vez.

Y fue así : Revisando cada uno de los informes que se reiteraron, en los comentarios de cada uno de ellos Aranaldo siempre repetía en el similar siguiente el comentario anterior más uno nuevo y, así en todos. Cada comentario final de cada informe enriquecía al comentario final del informe precedente, de forma tal que de las lecturas consolidadas de todos los comentarios finales se podían extraer nuevas y mejores conclusiones, mas útiles, mas afinadas y, sobre todo mucho mas interesantes y descriptivas y, en si mismos, la suma de todos los comentarios finales constituían un análisis de inteligencia muy atinado, y todos comenzaban respecto a la siempre reiterada información que por ser reiterada había llevado a una conclusión apresurada. En realidad, Aranaldo reiteraba la información básica para volver sobre un nuevo comentario final en cada remito de los mismos y, el reitero de lo central lo era para una guía que corría como un hilo que llevaba al analista a retroceder siempre en busca del precedente y armar un cuadro de situación que se enriquecía en cada "reitero" que se le llegó a imputar como un problema de Aranaldo mismo en su actividad y un problema consigo mismo. Todo fue un error pero, Laura ya había partido y ya había conocido a Aranaldo y éste quedo rodeado por ella, sin que ningún esfuerzo le costara a ninguno.-

Fue entonces que Aranaldo recibió un telegrama cifrado. "por aplicación del Decreto 1184 / 00, se deja sin efecto y rescindido el contrato de locación de servicios que nos vincula con usted".

Así, fue como Aranaldo supo lo que era ser personal contratado, la "planta" era inamovible. Y decidió entonces irse a una playa de Panamá, donde se puso un bohío, con una morocha silenciosa, prudente y mandona, y al que acudían los que solo esperan, poder seguir esperando.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©