El Gea

Mutilaciones de Ganado en Argentina 2002 (XI)
El Informe Total

Por Gustavo Fernández - MysteryPlanet / Al Filo de la Realidad

SEGUNDA PARTE



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

En 1981, un enigmático sobre lleno de información apareció en el buzón de la revista, localizada en Paris, Texas. El documento se titulaba sencillamente "Memorándum" y tenía el aspecto de ser el acta de una reunión de la cúpula militar norteamericana sobre el tema OVNI.

Uno de sus apartados rezaba: "Fotografías a Color de Mutilaciones Humanas (cabeza, recto, órganos sexuales, órganos internos, vaciado de sangre). Un testigo militar presenció el secuestro de un ser humano cuyos restos fueron localizados posteriormente. Este caso, ocurrido en 1958, ha sido añadido al expediente".

Cabe preguntar, ¿qué expediente? ¿Un expediente de más casos de mutilaciones humanas por fuerzas desconocidas? ¿Se trata, acaso, de algo que ocurre con frecuencia en EUA, así como en otras partes del mundo?

Ni decir tiene que la información contenida en el "Memorándum" causó gran revuelo entre los investigadores de las mutilaciones (con la salvedad de que pudo haberse tratado de un documento fraudulento, como los del M-12 y otros relacionados con el supuesto estrellamiento ovni en Roswell, Nuevo México). El autor George Andrews, actualmente radicado en Francia, logró confirmar que la víctima del caso citado en el enigmático documento había sido el sargento Jonathan P. Louette, y que su aparente secuestro por algo desconocido ocurrió en 1956 en vez de 1958 en la base de proyectiles de White Sands. El "testigo militar" había sido mayor de la Fuerza Aérea que había presenciado el secuestro del sargento mientras que buscaban los escombros de un cohete de prueba. "Se le habían extraído los genitales y el ano -escribe Andrews- así como los ojos y la sangre sin que se hubieran producido señales aparentes de colapso vascular." Andrews añade el detalle espeluznante de que estas cirugías suelen practicarse "mientras que el humano o animal aún sigue con vida".

Otro investigador, Don Rystrom, se dedicó concretamente a estudiar casos en que había evidencia de posible acción sectaria. En abril de 1978, Rystrom descubrió altares hechos de piedra cerca de animales muertos en Arkansas, así como cráneos bovinos y velas que apuntaban hacia la celebración de un rito tenebroso. Se daba el curioso detalle de que los cráneos y piedras habían sido pintados de azul, y luego marcados con símbolos blancos. Altares de esta clase ya habían sido encontrados y fotografiados por el capitán Wolverton en 1975, así como el círculo de piedras con altar en el bosque al sur de Butte, Montana, que se distinguía por una lápida que rezaba: "¡Favorécenos, Isis, Madre de la Luna y la Amante de la Bondad!". Los asesores policíacos declararon a los medios que el culto a la diosa egipcia Isis se había practicado tanto en la antigua Grecia como en Roma, y que su emblema, la vaca, simbolizaba el animal inmolado en honor a la deidad. Pero el círculo en un bosque de Montana guardaba más sorpresas para el capitán Wolverton y su ayudante Ken Anderson: otra lápida sobre la que se había escrito "Nelo 5-15-29" y que según los asesores consultados sobre el particular, representaba numerología satánica. "Muchas de las palabras y símbolos -escribió el capitán Wolverton- resultaban tener más de una sola traducción y significado".





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©