El Gea

Cabalgata desde Samaipata al Fuerte Pre-incaico (I)

Por Michael Blendinger Nature Tours


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Bordeando el parque nacional Amboró por su límite sur se llega a Samaipata ¨Portal de los Valles Cruceños¨. Siglos atrás fue lugar de encuentro de culturas ancestrales. Hoy es encrucijada donde convergen hospitalarios vallunos y extranjeros residentes, con cruceños disfrutando de las bondades del clima y visitantes de todas las nacionalidades en busca de actividades turísticas.

A corta distancia del pueblo y en la cumbre de un cerro se encuentra El Fuerte. Es el hallazgo arqueológico de mayor importancia en el oriente boliviano, reconocido como Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por UNESCO.

La roca tallada más grande del mundo sirvió durante mil a dos mil años como centro ceremonial a diversas culturas preincaicas.

Por último los Incas erigieron allí grandes templos y la ciudad capital de la provincia más oriental de su imperio.

Cabalgatas organizadas parten por el día a lo largo de antiguas sendas previa reservación en agencias locales. Pero es mucho más relajado y entretenido extender el circuito a dos días pues así se alterna la jornada con paseos interpretando naturaleza y acampando a la vera del sendero. Junto a un fueguito con aromático café y los caballos pastando cerca del arroyo, la fotogénica puesta y salida del sol hacen un cuadro inolvidable para todo participante.

Día 1: Por la mañana los jinetes ascienden con guía y caballos de carga desde una finca en Samaipata (fundada en el año 1.618) al cerro Agua Dulce. Alternando cabalgata con tramos de a pie en las pendientes, los grupos recorren cumbres perfumadas con viravira y quebradas boscosas, pasando cerro Redondo, Tumbas Viejas y Loma Larga. Mientras los caballos descansan en la loma, se baja hasta los saltillos de la quebrada El Fuerte, donde, tras refrescarse en el cajón de las orquídeas, no se hace esperar el almuerzo.

Por la tarde continúan con la brisa en la frente hasta el final de la Loma Larga donde se acampa en las nacientes del río El Fuerte. Allí los caballos encontrarán abundante agua y pasto. A pié o de a caballo, un corto paseo lleva a la cumbre del Totoral para apreciar y fotografiar el atardecer con muy buenas vistas a 360° a la redonda y ocasionales cóndores que patrullan el filo.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©