El Gea

Mutilaciones de Ganado en Argentina 2002 (XXVI)
El Informe Total

Por Gustavo Fernández - MysteryPlanet / Al Filo de la Realidad

SEGUNDA PARTE



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

ENTRE HIPÓTESIS INCORRECTAS Y OPINIONES DISPARATADAS

Mensch opinó que, luego de establecer los objetivos y las etapas de la investigación sobre los casos, se debería avanzar en la conformación de un marco teórico que permita obtener datos confiables e interesantes sobre las mutilaciones.

"En los casos presentados, esto es particularmente difícil porque existen muy pocos estudios científicos al respecto", remarcó Mensch.

"De todas formas, se deberían buscar informes que puedan abordar una parte del caso, o bien fotos, informes y demás. También se pueden realizar entrevistas a personas capacitadas", agregó. "Cuanto más desconocido sea el fenómeno, más gente habría que incorporar a la investigación. No se puede formular una hipótesis sin tener en cuenta todos los elementos recopilados", completó.

En relación a que hasta el momento se han planteado muchas hipótesis y ninguna ha sido confirmada en forma satisfactoria para gran parte de la población, Mensch afirmó que esto no indica necesariamente que los casos tienen que ver con algo sobrenatural.

"De hecho, la falta de explicaciones satisfactorias puede deberse a que no se ha planteado la hipótesis correcta", señaló.

Mencionó también que la aparición de explicaciones que poco tienen que ver con hipótesis científicas puede haber obstaculizado las investigaciones. "Son simples tentativas de personas que, como se diría, "tiran el lance" para ver qué pasa y se manejan de acuerdo con lo que opina o cree la gente. El método científico, en forma seria, se puede aplicar a cualquier disciplina, incluso a alguna que investigue el fenómeno ovni. Pero no todo el que se dice investigador lo es...", aclaró. "Respecto de casos como estos, muchos periodistas y supuestos entendidos han aparecido en televisión con teorías explicadas de forma tal que una gran parte de ellas se sustenta en creencias. Hay que manejarse con mucha cautela. No me he enterado de que el tema haya sido abordado desde una óptica netamente científica", agregó.

Arró también se refirió al tema y consideró que en un contexto social algo más normal del que hoy se observa en la Argentina, habría que preguntarse a quién le conviene que el tema de las vacas mutiladas se resuelva de una forma o de otra.

"Días atrás, observaba un programa que creo que se llama Memoria (N. de R.: conducido por Samuel Gelblung, en canal Azul) y a cada momento se planteaban hipótesis muy locas sobre el tema, pero no se contestaba ninguna", sentenció.

"Además, se generaban silencios muy sugestivos y no hablaban especialistas serios, sino opinólogos. En un momento me pregunté si esos programas tienen o no acuerdos con los gobiernos, ya que, en lugar de informar, desinforman", aseguró.

Para terminar, recordó un axioma que -a su entender- siempre debe tenerse en cuenta: a la ciencia no le importa lo que es verdad, sino lo que puede demostrar.

"Hay grandes verdades que no pueden ser demostradas -explicó Arró-. Pasó así con la Física Cuántica: Albert Einstein se dio cuenta a los 12 años de que la Física, tal como él la conocía, estaba mal. Sin embargo, no pudo demostrarlo hasta que cumplió 46 ó 47 años. Antes de Einstein, pese a que no existía quién la pudiera descubrir, la verdad era la misma, única e irreemplazable".





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©