El Gea

Mutilaciones de Ganado en Argentina 2002 (XXVIII)
El Informe Total

Por Gustavo Fernández - MysteryPlanet / Al Filo de la Realidad

SEGUNDA PARTE



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Los investigadores de la Universidad Nacional de Río Cuarto reiteraron ayer que el novillo mutilado hallado en Berrotarán tiene "cortes netos" en la piel, por lo que se descarta que haya sido atacado por predadores.

Admitieron que, en este caso, "en principio no se pueden aplicar las conclusiones obtenidas por el Senasa", que con base en un informe de la universidad de Tandil sindicó al ratón hocicudo rojizo (oxymycterus rufus) como el principal autor de las mutilaciones a las vacas.

Jaime Polop, especialista de la Universidad Nacional de Río Cuarto en Ecología de las poblaciones de roedores, aseguró que la presencia de este tipo de ratón es "mínima" en el sur provincial y dejó entrever sus dudas con respecto a la posibilidad de que este animal sea la clave para develar el misterio nacional.

Polop es profesor asociado del departamento de Ciencias Naturales de la Facultad de Ciencias Exactas, tiene 22 años como docente investigador en la UNRC y hace más de 24 que se dedica a estudiar roedores. Aseguró que si bien el ratón hocicudo rojizo es omnívoro y se alimenta de materia orgánica de origen vegetal y animal, es "muy raro" que consuma carne de animal muerto.

"La información de la universidad de Tandil es la primera que nos llega de que los oxymycterus tengan este tipo de comportamiento alimentario. No teníamos antecedentes científicos en este sentido", afirmó, con cautela.

Sin ánimo de confrontar con el informe del Senasa, Polop se limitó a señalar que, en el universo de casos registrados en el país puede haber diferentes causas de las mutilaciones. Sí, Polop llamó la atención sobre la cantidad de roedores que deberían haber actuado para producir las lesiones registradas en las vacas y descartó que esta especie de ratones pueda producir cortes netos en la piel de otros animales para alimentarse. "El oxymycterus tiene dientes en forma de cincel y es imposible que con esa dentadura produzca cortes netos en la piel de un animal. El tipo de mordedura es semejante al de cualquier ratón que roe la madera, que jamás podrían confundirse con cortes quirúrgicos", definió.

Remarcó que el ratón hocicudo "no es un predador". "Normalmente cuando un predador, como el zorro, comienza por la zona de vísceras, sigue consumiendo desde la misma herida abierta. Que haya lesiones en la boca, el vientre, el ano y que se repita el patrón me llama muchísimo la atención", agregó Polop.

"Los oxymycterus habitualmente se encuentran en muy bajo número en las poblaciones de roedores de la región, por lo que es difícil imaginar un ataque masivo a las vacas muertas. Esta especie de ratones generalmente se encuentra en lugares cercanos a cursos de agua y tengo entendido que esto no se da donde fue hallado el animal de Berrotarán", puntualizó. Agregó que le cuesta creer en un cambio tan rotundo de hábitos alimentarios en los hocicudos rojizos y advierte que si fueran los responsables, en el novillo mutilado y en sus inmediaciones debería encontrase su materia fecal.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©