El Gea

Mutilaciones de Ganado en Argentina 2002 (XXXIII)
El Informe Total

Por Gustavo Fernández - MysteryPlanet / Al Filo de la Realidad

SEGUNDA PARTE



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

NO EXISTE

Gustavo Siegenthaler, director del Museo de Historia Natural de La Pampa, sostiene que "en los relevamientos que hemos realizado, no se ha encontrado esa especie" de ratón hocicudo rojizo. Desde el año 1986 hasta 1999, el ingeniero agrónomo encabezó un equipo multidisciplinario que presentó un informe que se llamó "Relevamiento de los vertebrados de la provincia de La Pampa", sin que se haya detectado -pese a colocar de 70 a 120 trampas por noche en los campos- la presencia de esa especie en la región. La especie vive en el norte: el libro "Mamíferos de la Argentina", del Instituto Miguel Lillo de Tucumán, señala que el "ratón hocicudo rojizo" habita desde la Mesopotamia hasta el noreste de la provincia de Buenos Aires. "Ese bicho no está en La Pampa, así que busquen otro culpable", resumió ayer Siegenthaler. ¿OXINDOL?

El Diario de La Pampa. Jueves 11 de julio de 2002.

El subsecretario de Asuntos Agrarios, ingeniero Juan Isequilla, indicó que "no puedo corroborar ni desestimar" la sospecha de que un tóxico o un cáustico narcótico haya producido la muerte de las vacas que luego aparecen mutiladas en la zona de Santa Isabel, ya que faltan realizar los análisis de laboratorio.

"Para tener un diagnóstico fehaciente hay que mandar las pruebas a laboratorio, para hacer los diagnósticos histopatológicos y químicos, entre otros", expresó luego de que El Diario publicara ayer un informe de dos necropsias realizadas por una veterinaria en el oeste provincial en las que -por primera vez- se sospecha que murieron al aspirar o ingerir un tóxico.

Es un estudio presentado por la doctora Marta Paturlanne, perito policial y encargada de la delegación Santa Isabel de la Dirección de Extensión Agropecuaria del Ministerio de la Producción, quien, además, sostiene que las lesiones no son producidas por animales conocidos ni por la acción humana. Paturlanne presentó dos carpetas donde constan "El Caso de La Pastoril" y "El Caso del Puesto de Sosa", en el oeste provincial. En ambos se describen las lesiones patrones, como la falta de musculatura en las mandíbulas, la lengua, la tráquea y los órganos sexuales, entre otros.

La profesional desliza la posibilidad de que por lo menos dos animales (de los siete casos a los cuales ha concurrido) murieron por la aspiración de un "cáustico narcótico" o "tóxico", porque "haciendo una disección se observa que tiene afectada la parte de la tráquea y paladar duro". Eso habría producido un paro de las funciones cardiorrespiratorias.

"La mucosa del paladar duro de la boca está como mutilada, hasta carbonizada", indicó en su informe. Isequilla señaló, por otra parte, que "nosotros no compartimos con el SENASA que el roedor que ellos determinaron -y que nosotros no somos quién para negar si lo han trampeado y lo han visto en la provincia de Buenos Aires- sea este ratón hocicudo".





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©