Incendios Forestales (I).



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

¿Sabía usted que entre el año 1993 y el año 2003 se quemaron en Argentina 18.698.263 de hectáreas producto de 86.200 incendios? De estos, alrededor de 27.000 incendios correspondieron de la región ecológica argentina de la Estepa Pampeana, La Puna y la Estepa Patagónica, 22.000 incendios a la eco-región del Parque Chaqueño, 10.000 a la quema de hectáreas de Bosques Andino Patagónicos, 10.000 a la región de Monte, 9.000 a la eco-región de Espinal, 5.000 a la Selva Tucumano Boliviana y 4.000 a la Selva Misionera. [*1]

Se sabe que los incendios forestales son mayormente producto de causas NO naturales: principalmente productos del descuido, negligencia o imprudencia humana o generados intencionales. Y aunque las estadísticas no lo reflexen, todos sabemos que la principal causa real entre estas es la generación intencional de incendios motivados por cuestiones económicas (nuevas tierras para la agricultura y explotación maderera, cosecha del determinadas especies que surgen luego de los incendios como el "hongo del cipres" en la Patagonia, etc.).

¿Qué hacer, entonces, para evitarlo?

En principio, seamos cuidadosos al encender y apagar fogatas, no lo hagamos en zonas donde está prohibido. Tampoco abandonemos residuos que puedan inflamarse fácilmente o iniciar un fuego (vidrios, plásticos).

Y sobre todo, no apoye moral, política y/o económicamente, de forma directa o indirecta, a aquellas empresas, instituciones gubernamentales u ONGs que de una forma u otra son las responsables de la progresiva desaparición de nuestros bosques.

Es decir: no favorezca las aplicaciones económicas, urbanas o tecnológicas no sustentables con un impacto ambiental desastroso, como son las que lleva a cabo la explotación agropecuaria (la agricultura y ganadería son históricamente el principal factor de deforestación, visto el bosque como un área improductiva), la industria maderera (con sus talas y reforestaciones con especies foráneas) y la minería tradicional (con el agregado de la contaminación de ríos y lagos con metales pesados), el avance indiscriminado de las ciudades (que traen a su vez la polución, la contaminación lumínica y sonora).

Un incendio en la estepa patagónica




El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©