El Gea

México es mucho más vulnerable a huracanes y tsunamis (II).

Por Greenpeace México.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Energía verde

Ciudades costeras como Ensenada, Cabo San Lucas, La Paz, Guaymas, Campeche, Ciudad del Carmen, Manzanillo, Acapulco, Zihuatanejo, Puerto Vallarta, Lázaro Cárdenas, Cozumel, Cancún, Mazatlán, Tampico, Coatzacoalcos y Veracruz, que se encuentran a menos de cinco kilómetros de la costa, son susceptibles de sufrir huracanes y tsunamis y su vulnerabilidad aumenta con la destrucción de los manglares y humedales.

Otro factor que agrava la vulnerabilidad a fenómenos meteorológicos, como huracanes, es la deforestación. Los bosques y selvas, frenan la velocidad y la fuerza del agua de lluvia por lo que promueven la infiltración de agua al subsuelo, impiden la erosión y el deslave de los suelos, regulan el flujo de agua a los arroyos y ríos y evitan que los cuerpos de agua presas se azolven. Todos estos factores reducen las posibilidades de que ocurran inundaciones graves en las tierras bajas como consecuencia de un aumento en la precipitación ocasionada por los huracanes, como ocurrió en Nueva Orleáns.

"México tiene la quinta tasa de deforestación más grave del planeta y esto es promovido por el gobierno federal al dejar en el abandono al sector forestal, a pesar de haber declarado a los bosques y el agua como un asunto de seguridad nacional. Sin embargo, sólo se destina el 0.11 por ciento del presupuesto a promover la conservación de los recursos forestales. Es decir, a los bosques se les destinan los mismos recursos que a proyectos como el de Enciclomedia (alrededor de mil 900 millones de pesos), lo que mantiene en el abandono a 36 millones de hectáreas de bosques que son susceptibles de ser degradados por la tala ilegal y finalmente convertirse en pastizales y tierras de cultivo. Todo esto incrementa las posibilidades de deslaves e inundaciones en las tierras bajas, entre otros efectos negativos", continuó Calvillo.

Los bosques y selvas de México cubren la cuarta parte del territorio nacional, albergan una gran biodiversidad, capturan tres cuartas partes del agua que se consume en nuestro país y evitan la erosión, deslaves e inundaciones. Debido a esto la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que el valor total de todos los beneficios ambientales que brindan los bosques y selvas de nuestro país asciende a 136 mil 770 millones de pesos por año. Esta cifra equivale a casi 70 veces el presupuesto que el gobierno federal ha propuesto que se destine al sector forestal en 2006.

"Por si esto fuera poco, los recursos que el gobierno destina a los bosques están mal encausados ya que alrededor del 60 por ciento están dirigidos a apoyar la reforestación, el combate a incendios y a plantaciones forestales comerciales, programas que no han detenido la deforestación. En tanto, la promoción del manejo forestal sustentable y el apoyo a comunidades y ejidos (dueños de 80 por ciento de los bosques) recibe menos del 20 por ciento de los recursos. Aún así, la Semarnat se atreve a decir que la deforestación en nuestro país se ha reducido a la mitad. Esto es sin duda la más grande mentira ambiental de este sexenio y una irresponsabilidad", agregó Magallón.

"Los hechos recientes en Asia y Nueva Orleáns demuestran, una vez más que los bosque (y el agua), sí son un asunto de seguridad nacional. Si Vicente Fox y su gobierno quieren ser congruentes con este hecho incuestionable, deben de pasar del discurso a los hechos. Por eso, el presupuesto destinado a apoyar el manejo forestal sustentable se debe incrementar en al menos 8 mil millones y la modificación a la Norma Oficial Mexicana 022, relativa a la protección de humedales costeros en zona de manglar, debe derogarse para que regrese a su forma original. De no hacerlo así, todos los mexicanos pagaremos con pérdida de biodiversidad, escazes de agua, pérdida de suelos, deslaves, inundaciones y vidas humanas", concluyó Calvillo.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©