La mejor manera de evitar problemas con las aeronaves

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

El simulador MLF

¿Cómo vuela un avión?

El avión más grande del mundo

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Suministros aeronáuticos

Equipos de supervivencia

La familiaridad con los aviones no debe servir de excusa para dejar de respetarlos.

Yo puedo decir algo que realmente poca gente puede disfrutar: Vivo con los aviones; a escasos cinco o seis metros de donde estoy escribiendo este artículo hay tres de ellos: un Piper PA-11, un Luscombe Silvaire 8A, y un IA Ranquel. Vuelo más de lo que conduzco un auto y subirme a uno de ellos parece lo mismo que abrir la puerta del coche y sentarme dentro de él. Pero ahí es donde todos los que hacemos cosas así debemos dejar la familiaridad.

Un avión puede cargar el mismo tipo de combustible, costar en algunos casos el mismo dinero - aunque algunos no lo crean - y hasta utilizar un motor similar, pero no es un auto por más familiar que resulte y por más analogías que despierte; un avión no se conduce como un auto ni se lo puede detener a la vera del camino de la misma manera cuando tenemos un problema.

A veces, las personas que nos hemos acostumbrado a los aviones tendemos a pasar por alto algunas cosas importantes y no lo digo por mí particularmente, por reconocer violaciones al código aeronáutico, sino porque caer en la rutina en esta actividad puede ser algo peligroso: Si vamos a fumigar un campo y hacemos esos vuelos de una o dos horas tres o cuatro veces por día, muchas veces tendemos a no caminar alrededor del avión, no chequear las cosas, o quizás lo hacemos solamente antes de salir a volar por primera vez en el día. Pero las cosas pueden haber cambiado; los desperfectos no se anuncian previa cita, y sabemos que revisar las cosas es algo importante aún en el más sofisticado de los aviones.

Cuando vamos a aterrizar en un aeródromo no controlado quizás no lo sobrevolamos un poco antes, no nos fijamos en el estado de la pista, no intentamos que nos vean desde tierra, y hasta ni controlamos de dónde de viene el viento... "debe ser igual que en aquel lado del cual salimos..." es un pensamiento frecuente. Este es otro caso de frecuente laxitud.

Pero como dije, los problemas se pueden presentar en cualquier momento, y sin llegar a la emergencia, tener un asunto pendiente con el avión, particularmente si estamos volando, no es agradable. Evitar caer en la rutina es también ahorrarse problemas innecesarios, además de nuestra responsabilidad.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com