¿Cómo funcionan los frenos de un avión? (IV)

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

¿Cómo vuela un avión?

Aviónica y sistemas

Cómo cuidar un avión

El avión más grande del mundo

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Suministros aeronáuticos

Equipos de supervivencia

El césped puede servir como elemento de frenado y por eso también se afirma que ciertas aeronaves sufren un menor desgaste en pistas de este tipo que en las de cemento o concreto.

Y por último, una interesante técnica de frenado es la que se puede emplear con algunos aviones que poseen tren de aterrizaje convencional (es decir, los que llevan una pequeña rueda en la cola) y se encuentran equipados con patines o esquís: Al aterrizar, el aviador simplemente pisa el pedal izquierdo del timón forzando a la aeronave a invertir su orientación respecto del sentido de marcha.


En esta foto de la cabina de un Luscombe desarmado es posible apreciar los cuatro pedales del piloto (timón y frenos) y dos para el copiloto (timón); esta es una configuración habitual en algunos aviones pequeños.
En esta foto de la cabina de un Luscombe desarmado es posible apreciar los cuatro pedales del piloto (timón y frenos) y dos para el copiloto (timón); esta es una configuración habitual en algunos aviones pequeños.

Esto debe hacerse muy bien para lograr dar una vuelta en ciento ochenta grados y no barrer las patas del tren de aterrizaje, pero si se logra hacer este medio trompo controlado, se aplica potencia al motor y se ayuda al frenado con ella, como si se tratara de un reversor específicamente diseñado para ello.

Y si esto le parece a alguien un poco exagerado, aclaro que no lo es, ni mucho menos: Hay otra técnica más usada para frenar a un avión anfibio - equipado con flotadores o pontones - sobre la nieve. Sencillamente, si la nieve está fresca, se lo puede hacer aterrizar cuesta arriba sobre los pontones y cuando la aeronave ya casi se ha frenado, se la gira noventa grados de modo tal que quedará como esos esquiadores que se detienen justo antes de iniciar un descenso. Luego de cargar y descargar lo que sea necesario, el piloto aumenta la potencia, completa el giro y despega cuesta abajo.

Un piloto de Alaska incluso lograba despegar sin potencia, con el motor al ralentí o directamente apagado, y luego planear hasta el lago que tenía debajo de la montaña, donde había una base de hidroaviones.


Las ruedas o patines de cola no llevan frenos; en algunos casos cuentan contrabas de dirección, que no es lo mismo y sirve para estabilizar la aeronave a gran velocidad sobre la pista.
Las ruedas o patines de cola no llevan frenos; en algunos casos cuentan contrabas de dirección, que no es lo mismo y sirve para estabilizar la aeronave a gran velocidad sobre la pista.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com