¿Qué es lo que hace la diferencia en vuelo? (II)

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

¿Cómo vuela un avión?

Aviónica y sistemas

El piloto (I)

Armas a bordo de los aviones: ¿Factor de riesgo o de supervivencia?

El avión más grande del mundo

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Suministros aeronáuticos

Equipos de supervivencia

Esto es lo que le sucedió a los japoneses durante dicho conflicto: Empezaron con aeronaves como el Cero o el Hayabusa que eran netamente superiores a los Brewster Buffalo, Grumman Wildcat, Spitfires y Hurricanes de los aliados, pero tras algunos desastres importantes como la batalla del Mar de Coral y la de Midway, perdieron a tantos pilotos veteranos en poco tiempo que ya no pudieron cambiar el curso de la guerra, incluso contando con nuevas versiones y diseños de aviones de combate diseñados por los ingenieros del Japón y construidos por los fabricantes aeronáuticos del imperio, que eran lo bastante buenos como para enfrentarse a los nuevos cazas y bombarderos de los aliados.

Esto, en definitiva, llevó a la formación de los escuadrones de pilotos suicidas, puesto que era bien real que de esa forma, con pilotos poco entrenados y con la imposibilidad de formarlos mejor, las fuerzas armadas japonesas podían obtener mejores resultados.

Durante la segunda guerra mundial se diseñaron numerosos aviones, algunos de los cuales fueron considerados popularmente buenos, mientras que otros adquirieron mala reputación porque enfrentados en ciertos combates casi nunca salían victoriosos. Tal es el caso del Buffalo en contra de los Japoneses; para los norteamericanos, holandeses, neozelandeses, australianos e ingleses que los utilizaron en el teatro del pacífico resultaron máquinas prácticamente suicidas.

En cambio, una vez que esos aviones que estaban en manos de los norteamericanos fueron retirados del servicio activo por ser considerados como los peores cazas de la historia, básicamente se los obsequiaron a los finlandeses que a la sazón, los empelaron en su guerra de invierno contra los soviéticos. En manos de los pilotos de Finlandia, el Buffalo se convirtió en uno de los aviones más efectivos de la segunda guerra mundial, con una tasa de derribos enemigos contra propios solamente superada por algunas aeronaves como el F6 Hellcat y el F4 Corsair.

Y otro caso que muestra algo similar es el de los Tigres Voladores, escuadrón mercenario que combatió contra los japoneses para el líder chino Chiang Kai Shek. El líder delos Tigres Voladores, Claire Chennault, le advirtió sinceramente a sus pilotos que no debían intentar volar en términos del combate aéreo tradicional contra los aviadores japoneses, puesto que sus P-40B eran técnicamente inferiores a lo que en 1940 y 1941 los japoneses podían poner en el aire.

Con aviones inferiores de un lote rechazado por los ingleses para el teatro europeo porque lo consideraron defectuoso e incapaz de enfrentar a los aviones alemanes, los Tigres Voladores lograron no solamente combatir de manera efectiva a los pilotos del Japón y sobrevivir los contraataques de los más maniobrables Ceros, sino que además lograron el record absoluto en tasa de derribos. Y conste que volaban el P40-B Tomahawk y vencieron a los Ceros de la marina japonesa; el Tomahawk fue considerado por los ingleses como inferior a su Spitfire, el cual, enfrentado contra los A6M Cero no tuvo buenas posibilidades nunca.

De esto se puede decir que las cosas dependen más que nada en un vuelo que de la habilidad del piloto. Este es el factor decisivo en cualquier operación aérea, ya sea civil, experimental o militar, y se debe cultivar su entrenamiento e incremento de la capacidad por sobre cualquier otro aspecto.

Contar con sistemas de aviónica avanzados es cómodo y eficiente, pero podría resultar contraproducente atravesar el período de instrucción básica como piloto acostumbrándose demasiado a ellos; antes que aprender a navegar con un sistema GPS hay que saber cómo hacerlo con una brújula.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com