Aviadores y observadores

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Maniobras y procedimientos aeronáuticos

Cómo cuidar un avión

La apuesta de los pilotos

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Suministros aeronáuticos

Equipos de supervivencia

Cuando desde un pequeño avión o aeronave sea necesario efectuar tareas de observación del terreno con cualquier objeto, hay que tener en cuenta un par de precauciones.

Ya sea que se esté tratando de observar el terreno con el objeto de buscar personas extraviadas, cazar desde el aire, obtener fotografías, efectuar mediciones de cualquier tipo, etc. las pequeñas aeronaves como los autogiros, helicópteros, aeronaves ultralivianas o aviones para entre dos y cuatro plazas resultan ideales. Pero curiosamente este tipo de trabajos aéreos resultan inusitadamente peligrosos de acuerdo a las estadísticas. Para evitar inconvenientes en tal sentido, aquí les comentaré un par de normas fundamentales de seguridad:

- Las dos causas primordiales detrás de los accidentes en los trabajos de observación aérea son la distracción del piloto y la caída de los observadores desde las aeronaves.

- El piloto la mando de la aeronave nunca debe ser la misma persona que efectúa la búsqueda, prospección, etc. al que llamaremos observador. Es decir, el que vuela la aeronave debe hacer solamente eso; el observador es quien realiza el trabajo de tomar las fotografías, filmar, disparar, o lo que sea. Es bastante frecuente que los pilotos se distraigan viendo lo que en realidad debe estar controlando el observador, y así chocan contra una colina, dejan que la aeronave entre en pérdida, etc.

- El piloto, el observador y todo el equipo que empleen, particularmente cuando se abran puertas o ventanas de la aeronave, deben estar firmemente asegurados. No se debe dejar de utilizar el cinturón de seguridad para obtener mayor facilidad de movimiento dentro de la cabina.

- Si el trabajo aéreo de observación y reconocimiento resulta peligroso, es obvio que las aeronaves dedicadas a estas labores deberán llevar un adecuado equipo de supervivencia.

- Para estos trabajos se debe asentar un plan de vuelo con el objeto de contar con el servicio de búsqueda y rescate si hiciera falta.

- En caso de emplearse elementos peligrosos, como armas de fuego, las normas de seguridad propias de su uso deben maximizarse. No se debe, por ejemplo, manipular un arma cargada y sin el seguro colocado dentro de la cabina. También habrá que asegurarse de que en el empleo o manipulación de dichos equipos no se dañará o comprometerá a la estructura de la aeronave.

- Si es posible, los pilotos y los observadores deben conocerse bien entre sí.

- Si bien el piloto tendrá que escuchar los pedidos del observador cuando se encuentren volando en la zona de interés, debe recordarse que es él quien permanece al mando de la aeronave en todo momento. Las tareas de observación no pueden comprometer la seguridad del vuelo en ningún caso, e incluso si el observador es el propietario de la aeronave, el piloto es el responsable por el vuelo.

- La altura mínima permitida de vuelo debe ser respetada, por razones de seguridad, lo mismo que los mínimos de velocidad y espacio de maniobra.

Para cada tarea especializada de observación habrá que considerar también normas adicionales, pero estas cubren, por lo general, la mayoría de las necesidades en cuanto al trabajo de reconocimiento aéreo.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com