Mariscadores del Pacífico (II)


Clic aquí para contactar al autor
Fernando Ottone

Lecturas sugeridas

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Material y equipamiento para llevar en salidas de un día al aire libre

Normas de seguridad para la práctica de ciclismo

Productos y servicios relacionados

Equipamiento para defensa personal

Equipo de supervivencia

En la superficie siempre queda un hombre al que se llama "marino", el cual vigila la operación y sigue la derrota de los que están abajo. Tras media hora de solo ver sus burbujas, Abraham reapareció en la superficie. Trepó a la embarcación dejando a un lado el gancho con el que se ayuda para atrapar los mariscos. De la pequeña red de mano, llamada cinguillo o quiñe, comenzó a extraer las piezas cobradas. En esta zona se suelen sacar navajas de mar, navajuelas, ostiones, locotes, almejas, jaivas, piures, machas, caracoles y lo más preciado, el loco. La captura de este último esta vedada salvo en determinadas oportunidades, en las cuales, esta permitido recolectarlo libremente. En esos tiempos y por el alto precio que se obtiene con la comercialización de este animal, los trabajadores logran hacer una buena diferencia económica.


Mariscadores del Pacífico
Mariscador del Pacífico chileno mostrando sus presas.

El buzo ordenó lo recolectado, fumó un cigarrillo y volvió a su trabajo por otra media hora. Esto se repetiría a lo largo de toda la mañana. Desperdigados por el azul profundo, otros hombres hacían también su trabajo. Este, en ocasiones, entraña peligros. Las nombradas embolias que sufriera Abraham, se producen cuando se bucea a bastante profundidad y no se respetan los tiempos mínimos que debe durar el ascenso a la superficie. En estos casos, el nitrógeno disuelto en la sangre, puede transformarse en peligrosas burbujas dentro del torrente sanguíneo. Esto puede ocasionar lesiones físicas en el buzo e inclusive la muerte. Además se encuentra, principalmente en aguas más al norte, la presencia de tiburones que en algunos casos, han atacado a los mariscadores. Estos son sólo ejemplos de los muchos riesgos que se corren en este trabajo.


Embarcaciones de mariscadores del Pacífico
Botes de los mariscadores.

Una vez concluida la tarea y mientras entrábamos por la desembocadura del río Valdivia, trate de imaginarme las razones de estos hombres para correr los peligros nombrados, habiendo trabajos más tranquilos. Me pregunte cuales eran sus motivos para curtir diariamente sus rostros hechos de piel, sal, sol y viento. Miré hacia mis espaldas, en el infinito crepitaban, en las aguas, también infinitos reflejos de sol y creo, que lo comprendí.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Diccionario de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com