La limpieza del caballo (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Limpiando cuadras o establos, lo básico

Las botas de monta

El casco de equitación y las caídas del caballo

El pantalón para montar

Glosario ilustrado de la anatomía exterior del caballo

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equitación, cabalgatas y caballos

Equipo de supervivencia

a) - Limpiaremos primero sus cascos usando el escarbavasos o escarbacascos (aunque algunos lo hacen justo antes de darle grasa a los mismo, al final del proceso de limpieza). Primero la pata delantera o mano izquierda, después pata trasera del mismo lado, luego la pata o mano delantera derecha, y la trasera del mismo lado.


Parte inferior del casco de un caballo.
Parte inferior del casco de un caballo.

b) - Luego usaremos el cepillo para hacer un cepillado inicial a favor del pelo lineal y con movimientos circulares, buscando sacar la suciedad más evidente que pueda tener (pasto, barro endurecido, etc.) de todo el pelo, evitando las zonas sensibles (articulaciones, cara, etc.). Es decir, limpiando la nuca, cuello, pecho, dorso, riñones, flancos, vientre, grupa, nalgas, muslo y patas.


Cepillando un caballo.
Cepillando un caballo.

Un buen cepillado puede durar unos 45 minutos, mientras que un cepillado diario unos 5 minutos.

c) - Pasaremos ahora a usar la rasqueta de goma al mismo tiempo que el cepillo en una nueva pasada. Con la mano izquierda usaremos la rasqueta aplicando movimientos circulares y enérgicos en cualquier sentido, pero nunca en zonas sensibles (antebrazos y pernas, caña, menudillos, etc.), para sacar a la superficie el polvo que acumule el pelo del caballo, y paralelamente, con la mano derecha, retiraremos ese polvo usando el cepillo, con fuertes movimientos lineales y descendentes.


Limpiando con rasqueta y cepillo al mismo tiempo
Limpiando con rasqueta y cepillo al mismo tiempo

d) - Si disponemos de bruza (cepillo de cerdas más suaves), será el momento de usarla, y con ella sacar brillo al pelo del caballo, profundizando la limpieza, extendiendo ahora la limpieza a las zonas más sensibles. Con su rasqueta metálica la limpiaremos durante el proceso para que no acumule suciedad.

e) - Ahora será el momento de usar la esponja húmeda y la gamuza o el trapo si tenemos. Con ella limpiaremos la cara del caballo, prestando atención a retirar las lagañas de los ojos y la suciedad de los ollares (agujeros de la nariz) y la boca. Finalmente pasaremos la gamuza seca.

f) - Si tenemos una segunda esponja, limpiaremos ahora los genitales y ano.

g) - Será el momento de dar el pulido final con la gamuza, para sacar más brillo al pelo, y eliminar cualquier resto de polvo que pudiera quedar.


Grasa para cascos o vasos.
Grasa para cascos o vasos.

h) - Por último, limpiaremos los cascos con el escarbacascos o escarbavasos si no lo hicimos al principio, y luego los engrasaremos con grasa o pomada para este fin, usando una brocha o pincel.


Grasa para cascos o vasos.
Grasa para cascos o vasos.

Esta grasa ayudará a evitar que los cascos se cuarteen por la humedad y se mantengan en buen estado, libres de infecciones y enfermedades.


Casco limpio y lubricaco
Casco limpio y engrasado



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Diccionario de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com