Adaptación y resistencia al freno, bocado o embocadura


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Las botas de monta

El casco de equitación y las caídas del caballo

El pantalón para montar

Glosario ilustrado de la anatomía exterior del caballo

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equitación, cabalgatas y caballos

Equipo de supervivencia

Algunos caballos no toleran en principio los hierros en su boca, y hay que acostumbrarlos a este hecho progresivamente.

Esto puede ser por varias causas:

1 - Temperamento fuerte.

2 - La boca estropeada.

3 - Enfermedades de la boca.

4 - Malformación de la mandíbula.


Un filete con una sola articulación.
Un filete con una sola articulación central.

1 - Temperamento fuerte

Algunos caballos, por puro temperamento rebelde, no toleran la embocadura. En algunos casos pueden ser domados, en otros no.

2 - La boca estropeada

Si se los trata con dureza, probablemente la boca terminen con lo que se conoce en España como "Boca estropeada".

La "boca estropeada" se da cuando las encías del caballo que toleran el hierro (filete o bocado) al desarrollar callosidades debido a los maltratos, y que los hacen insensibles a los mismos. En estos casos puede que el caballo ya no pueda ser reeducado, o si se le estropeó la boca al usar un bocado (hierro de una sola pieza) puede reeducárselo con un bocado más severo o "filete" (hierro de dos o más piezas), que al ejercer mayor palanca sobre su boca puede que haga al caballo sentir nuevamente la presión al manipular las riendas.

3 - Enfermedades de la boca

Hay varias enfermedades que pueden ocasionar rechazo o resistencia a la adaptación del freno por parte del caballo. Entre las más conocidas se cuentan cambios en la dentadura en potros (la definitiva se da a los 5 años), dientes de lobo (desarrollo prominente de los dientes que se encuentran adelante de los molares) o dientes en punta (desgaste desigual de los dientes conformando puntas).

Los dientes en punta causan además una falta de apetito en el caballo, debido al dolor que sienten, que se manifiesta también por una salivación en exceso que puede desencadenar otros problemas derivados en la boca.

4 - Malformación de la mandíbula

Existen algunas afecciones que hacen que la mandíbula del caballo se deforme, ya sea porque tiene una lengua demasiado grande, o porque los huesos de la mandíbula en sí son desiguales. Este problema anatómico hace muy difícil que caballos que lo padezcan toleren el freno.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Diccionario de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com