Montañismo y trekking: técnicas para el desplazamiento por terrenos difíciles (VI)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Si es competitivo, no es montañismo, es anti-montañismo

Lo peligroso de las montañas y la altura

Montañismo y trekking: técnicas de marcha básica en montaña

Ser o no ser guía de montaña (I)

Los refugios de montaña como una necesidad ecológica

¿Usar o no paraguas en la montaña? (I)

Consideraciones para subir el Volcán Lanín (I)

La altura y el ejercicio físico (I)

Los efectos de la altura en el ser humano (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

5) - Zonas de rocas chicas (acarreos o pedreras)


En un acarreo
Sobre un acarreo o pedrera, piedras relativamente pequeñas

Un terreno plano lleno de rocas chicas (más chicas que una pelota de handball o balonmano) consecuencia de minerales blandos (conglomerado, calizas, etc.) suele ser fácil de transitar, aunque cansador para las articulaciones. Sin embargo, si las rocas que lo componen se encuentran tapizando una pendiente, la cuestión ya se complica más. Por lo tanto:

- Subir no es imposible, pero degrada mucho este tipo de suelos (consideración ecológica), además de ser fatigoso (a cada paso hay pequeños derrumbes bajo nuestros pies que nos vuelven en alguna medida al punto anterior).

- Bajar cuando las piedras son chicas, aunque es fácil (puede hacerse deslizándose, clavando los talones o "talonando", sobre todo sobre cantos rodados chicos) también impacta gravemente a este suelo, erosionándolo en demasía.

- Por lo tanto, hay que evitar los acarreos en pendiente de ser posible.

- En caso de usarlos igualmente, hay que cerciorarse de que otras personas o grupos no transitan por el lugar a donde irán a caer las piedras producto de nuestros miniderrumbes. Incluso si no hay nadie abajo, pero si hay una senda, calle, ruta, etc., más vale buscar una ruta alternativa que no la ensucie.

- Hay que evitar las piedras grandes apostadas sobre las chicas: pueden resbalar bajo nuestro peso.

- También hay que evitar bajar o subir en línea recta, para no precipitar rocas, si vamos en grupo.

- Al frenar, en las bajadas (coleando o derrapando, clavando los talones de las botas), hay que hacerlo idealmente dando un paso o salto al costado, para que la pequeña avalancha de piedras que nos sigue no nos alcance de lleno.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com