El incomparable valor de un refugio de montaña


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Los refugios de montaña como una necesidad ecológica

Si es competitivo, no es montañismo, es anti-montañismo

Lo peligroso de las montañas y la altura

Montañismo y trekking: técnicas de marcha básica en montaña

Montañismo y trekking: técnicas para el desplazamiento por terrenos difíciles (I)

Ser o no ser guía de montaña (I)

¿Usar o no paraguas en la montaña? (I)

Consideraciones para subir el Volcán Lanín (I)

La altura y el ejercicio físico (I)

Los efectos de la altura en el ser humano (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Equipo para montañismo y escalada

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Es realmente lamentable escuchar que ciertas personas, incluidos montañistas, critican a veces los precios y las reglas de los refugios de montaña. Y lo es porque lo hacen sin haber puesto en la balanza el que ciertos servicios, en determinadas condiciones especiales, tengan un valor que va más allá de lo evidente, pero que es imposible de eludir si se quiere disfrutar con justicia y respeto a sus fundadores y proveedores.


En un refugio de supervivencia en la montaña

Las diferencias entre un refugio de montaña y otros tipos de alojamiento radican en un sólo factor que vas más allá de la comodidad: el esfuerzo humano. Es por eso que no podemos permitirnos, ni debemos permitir sin replicar, las críticas sin base sobre los precios de alojamiento y la comida en estas instalaciones alpinas, o las estrictas reglas sobre el uso y el disfrute del mismo.

Un refugio de montaña no es un hotel, no importa las estrellas que éste tenga, no tiene comparación. Tampoco es un albergue. Mucho menos nuestra propia casa. Pero, lo que es más importante, es un techo en una situación en que verdaderamente necesitamos un techo. El precio de la comida y el albergue en un refugio de montaña a algunos desconsiderados le parece pese a todo excesivo, pero aclaremos que el precio ES EL QUE ES, por lo siguiente:

Lo que constó construir ese refugio originalmente.

Por la situación privilegiada en que se encuentra para acceder a una zona de montaña determinada.

Por el costo que implica subir los víveres y combustible hasta él regularmente, bajar la basura, su limpieza y mantenimiento.

Por lo que implica (para el refugiero) vivir en él de forma más o menos permanente, muchas veces bajo condiciones para nada cómodas ni adecuadas.

Y (en suma) por el ahorro de peso (esfuerzo, tiempo, dinero) que permite a los montañistas que planear una travesía teniéndolo en cuenta, pudiendo hacerla con menos equipo (tienda o carpa, bolsa de vivac, ropa, etc.) y comida.

Por tanto es lógico que todo esto, señores, se pague. Si todos tuviéramos esto realmente claro, no se escucharía por ahí que un refugio "es caro". Un refugio cuesta lo que cuesta, y seguirá costando lo mismo, si hay mal tiempo, no olvidemos eso. Ya que un refugio cuesta lo que cuesta, porque estando donde está (y estando nosotros ahí mismo), es más valioso que cualquier habitación de hotel y cualquier otro albergue del mundo. Y si a alguien le parece caro, la solución es muy simple: duerma afuera, o dedíquese a construir su propio refugio.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com