Factorías de la selva: Producción de armamento de circunstancia en forma local

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Armas de supervivencia: Cómo emplearlas para sobrevivir realmente

La factoría de la selva exitosa

STEN: El arma apestosa

Introducción a la supervivencia (I)

Todos los consejos al aire libre

El sistema de armas Nanotyrannus (I)

El mercado negro

Supervivencia urbana: Saqueos

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Armas y municiones

Equipos de supervivencia

Hay muchos e interesantes casos de fabricas más o menos clandestinas de armamento, o de aquellas que bajo condiciones muy difíciles han logrado desarrollar novedosas ideas y armas a partir de recursos muy escasos.

Desde organizaciones guerrilleras y terroristas hasta ejércitos aislados y algún que otro individuo emprendedor, la fabricación de armamento no se ha limitado a lo largo de los años a las plantas fabriles tradicionales. Muchas de estas armas producidas bajo condiciones literales de supervivencia son improvisaciones como los explosivos caseros y las trampas caza bobos, o bien adaptaciones de munición fallada o capturada en el campo de batalla, como las minas anti vehículo fabricadas a partir de municiones de obús que cayeron sin estallar. Pero también hay algunos casos de genuina y auténtica fabricación en serie que merecen ser destacados porque de ellos podemos extraer algunas lecciones útiles para aprovechar mejor los recursos disponibles bajo cualquier condición ambiental.

Lo que estas "factorías de la selva" producen frecuentemente está a la par de lo que una planta industrial "de verdad" está en condiciones de fabricar. En algunos casos los productos superan a sus homólogos normales aunque esto es menos frecuente sobre todo por la crónica escasez de materias primas de calidad que afecta a cualquier operación clandestina. El ingenio de estos industriales paralelos sin embargo ha llegado a manifestarse en la construcción de equipos tan complejos como aeronaves y submarinos: Tal es el caso de algo que ocurrió en Colombia, donde un os narcotraficantes lograron construir sus propias naves submarinas para transportar sus productos ideales, superando a la capacidad tecnológica del propio país, pues en Colombia no se fabrican submarinos en astilleros convencionales.



Para que se produzca ese improvisado fenómeno industrial, deben darse un par de condiciones:

La condición inicial que debe darse para que este tipo de producción surja es la continuidad de una situación particular que cree una necesidad. Por ejemplo, en el caso de una fuerza guerrillera se trataría de un conflicto bélico que genere la necesidad de obtener armamento.

La escasez local y la imposibilidad de adquirir el equipo necesario. En el caso de los narcotraficantes, los riesgos inherentes al transporte de sus productos por mar, tierra o aire, les hizo buscar una solución ingeniosa. Ciertamente que habrán intentado adquirir primero un submarino antes de intentar construir un diseño propio.

Tiempo: Una vez que se tiene una idea, hay que desarrollarla. Salvo en el caso delos productos muy simples, la producción en una factoría de la selva es algo que lleva mucho tiempo desarrollar, principalmente por la dificultad para obtener los recursos necesarios como la maquinaria y las materias primas.

En este sentido, uno de los ejemplos clásicos de este tipo de producción es el de la guerra de Vietnam. En Indochina y mientras duró el conflicto, la producción local de armamento abarcó a los dos bandos principales y a participantes menores, como las sectas Hoa-Hao y Cao Dai, que produjo sus propias armas de mano, algo inseguras por los materiales utilizados pero plenamente efectivas a la hora de disparar. Algunas de las armas producidas por estos grupos incluyen clones de las pistolas FN Browning Hi-Power y la Colt M1911, ambas en calibre 9mm NATO. Los montañeses, de etnia distinta a la mayoría vietnamita, habitante de los valles y llanuras, también produjeron su propio equipo. En Camboya / Kampuchea, por esos tiempos, también se produjo una pistola en 9mm de diseño propio que combinaba características del armamento norteamericano y francés que abundaba en la región. También los norvietnamitas y la guerrilla comunista en Vietnam del Sur - el Vietcong - produjeron sus equipos sobre la base de sus necesidades observadas, como en el caso de la ametralladora ligera TUL-1.



Después de que los soviéticos reemplazaron sus ametralladoras ligera de tipo RPD con la nueva RPK para acompañar a sus fusiles de asalto de la serie AK, las cuales se convirtieron en muy populares también en el ejército rojo de China, en Corea del Norte y en las naciones de Indochina equipadas con material de procedencia soviética. Y a los ojos de los vietnamitas se trataba de un excelente diseño pero para el cual tenían un problema logístico: Sencillamente no podían obtener las RPD en número suficiente, por lo que decidieron fabricar localmente un híbrido a partir de componentes reciclados de fusiles AK y ametralladoras RPD, obteniendo la TUL-1, que utilizaba generalmente un cargador de tambor de RPD y presenta líneas casi iguales a las de un fusil AKM con un cañón algo más largo y pesado. La RPD, la TUL y otros derivativos como la M65 producida en Yugoslavia son a la familia AK lo mismo que el FAP respecto del FAL.

Durante la segunda guerra mundial los alemanes y sus aliados finlandeses sitiaron la ciudad de Leningrado - hoy San Petersburgo - por varios años. La ciudad no cayó en sus manos y pese al os varios años en que se encontró virtualmente aislada, se desarrolló una industria de armamento local, de diseño propio, de la cual el subfusil PPS M1943 fue su mejor exponente. Esta arma luego se convirtió en estándar del ejército rojo junto con la más conocida PS M1941, y luego se produjo en Polonia bajo la denominación de M1943/52.

Existieron otros casos en Sudamérica también: Las razones militares no son las únicas para intentar producir armamento y otros materiales localmente: Diversos grupos terroristas de izquierda que operaban en la Argentina hacia 1974 y 1975, intentaron crear una "zona liberada" y un gobierno revolucionario en el norte del país, en la provincia del Tucumán. Antes de que las fuerzas armadas los exterminaran, desarrollaron como parte del plan para ser reconocidos por la ONU como una fuerza combatiente legítima - cosa que no ocurrió finalmente - desarrollaron diversas actividades que pretendían demostrar que efectivamente, estaban en condiciones de administra runa región autónoma bajo un gobierno revolucionario. En este sentido, llegaron a contar con una fábrica de armamento propia en la cual se reparaban armas y se producía diversas municiones, incluyendo granadas de mano.



El célebre subfusil STEN de fabricación británica puede considerarse en sí mismo como un arma producida en una factoría de la selva por la modalidad descentralizada que se eligió para producir sus componentes, por le tipo de materiales de circunstancia empleados, y también por la citación de emergencia que generó la necesidad de contar con este diseño frente a los alemanes armados con sus MP40 y tras la retirada poca airosa de Francia, a inicios de la segunda guerra mundial. En este sentido se puede considerar al STEN como el ejemplo de "industria de la selva" aplicado no ya a un grupo minoritario sino a todo un país. Pero lo más interesante es que el arma sí fue copiada durante la guerra por diversos grupos de resistencia en distintos países como Dinamarca, Polonia, Holanda, Francia y Noruega. Estas armas, sumamente baratas y simples, podían producirse en talleres muy modestamente equipados. Hacia el final de la contienda los propios alemanes los copiaron y adaptaron a sus fines, incluyendo versiones para sabotaje que parecían armas de procedencia británica por sus números de serie, y otras adaptadas a sus propios fines y con el objeto de contar con armas para cierta clase de tropas. Tras la guerra, los STEN fueron copiados y modificados en China, Indonesia, Argentina y Afganistán, por lo menos, aunque también parece ser que los rebeldes de Chiapas, México, utilizaron copias del famoso subfusil.





Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com