Problemas posibles durante la construcción de un 'Arca de Noé' como refugio para sobrevivir

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Hacia la exploración interestelar

Productos y servicios relacionados

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Si se decide construir un sistema de supervivencia o refugio al estilo de un "Arca de Noé", para obtener protección frente a alguna clase de evento apocalíptico se presentarán algunos problemas porque las cosas no son tan simples en la práctica como cuando se las concibe teóricamente.

Hemos visto en un otro artículo titulado "¿Es el "Arcade Noé" una estrategia de supervivencia realista?" que si bien el concepto del "Arca de Noé" es en principio válido para garantizar la supervivencia frente a cierto tipo de cataclismos, las cosas son más complicadas en la práctica de lo que puede parecer a simple vista en muchos aspectos diferentes, pero que podemos subdividir en las siguientes categorías:

Tecnología: La construcción de un sistema de supervivencia de tales características requeriría del uso de tecnologías acordes con el problema que se presenta. Armar una embarcación en un astillero para sobrevivir una inundación no sería demasiado complicado siempre y cuando se cuente con el presupuesto adecuado, pero construir una nave espacial para salvar las especies del planeta y llevarlas a otro sistema solar si es que un agujero negro pasa cerca de nuestro sol y lo destruye, por lo menos en la actualidad, no resultaría algo tan sencillo. Muchos de los cataclismos a escala global que son concebibles hoy en día requerirían de un esfuerzo tecnológico (y en otros aspectos también) bastante considerable a la hora de apostar por alguna clase de estrategia de supervivencia.

Recursos y presupuesto: Aún cuando el mundo fuera a acabar, antes de que eso ocurra y con el objeto de construir el arca – ya sea una embarcación, una aeronave, una nave espacial interplanetaria o interestelar, o simplemente un refugio subterráneo – será necesario obtener recursos financieros, materias primas, herramientas y el conocimiento suficientes como para realizar una tarea semejante. Frente a situaciones terminales se podría tender a actuar de forma laxa, informal y desorganizada, pero si realmente se requiere la construcción de algo como un arca de Noé para salvar al bioma del planeta, se estaría frente a uno de los proyectos de mayor importancia que podría encarar la humanidad, el cual debería ser administrado, gestionado y liderado no como una apuesta al azar en un casino, sino como lo que realmente es y con la mayor disciplina posible. Para eso haría falta elaborar un presupuesto exacto y administrarlo de forma eficiente. Lo más probable es que un proyecto semejante tendría muchas limitaciones en cuanto al cronograma de construcción y puesta en marcha, por lo que los errores administrativos y presupuestarios serían mucho menos que poco deseables. Por lo tanto, los problemas que podrían aparecer en este aspecto serían principalmente de falta de recursos, atrasos en la obtención de esos recursos o su implementación durante la construcción, y un exceso de debate político.

Seguridad: La seguridad durante un proyecto semejante se extiende desde su concepción hasta el uso mismo puesto que un arca de supervivencia de cualquier tipo necesariamente excluirá a muchas personas de salvarse, sobre todo si el sistema es desarrollado de forma privada. Cuanto más limitados sean los recursos, mayor será la limitación en lo que se refiere a la cantidad de personas, seres vivos y objetos culturales que podrían ser salvados y protegidos. Si un cataclismo realmente se avecinara, a medida que el resto de la gente tomara conciencia de la existencia de un arca, sin importar sus dimensiones, capacidad o características, habría intentos por ocuparla, los cuales oscilarán entre los simples ruegos hasta el abordaje violento e incluso el asesinato de sus ocupantes originales. En otras palabras: la construcción de un arca debe ser algo secreto que debe contar con medidas de protección letales con el objeto de evitar los abordajes.

Lo que se salvará y lo que no se salvará: Como ocurre en cualquier situación de emergencia, en el caso de un arca solamente se puede pensar en que será factible salvar una cierta cantidad de cosas, seres vivos y personas. Apostar a un salvataje total resultaría poco realista en casi todos los casos. Por lo tanto, la cuestión pasa por determinar qué es lo que podría salvarse.

Para un emprendimiento privado, es decir, para el arca que pertenecería a unas pocas personas, salvar cosas como las obras de arte de Miguel Angel no resultaría posible ¿Como, de lo contrario, podrían unos simples ciudadanos apoderarse de todos los artefactos culturales valiosos que están en los museos y galerías del planeta? Y lo mismo vale para muchas otras cosas de valor.

La respuesta para no perder totalmente semejante legado podría residir en almacenar información en vez de los artefactos en sí mismos. En la medida de lo posible, pro supuesto, siempre será mejor contar con los originales, pero a veces es necesario o puede ser más aconsejable conservar información sobre ellos para reconstruirlos eventualmente más adelante. Esto, en los hechos, ya ha ocurrido: por ejemplo, la ciudad vieja de Varsovia fue enteramente destruida durante la segunda guerra mundial. Durante varias décadas, el gobierno polaco realizó enormes esfuerzos y toda esa sección de la ciudad fue finalmente reconstruida, basada en información que quedó de los edificios originales.

Guardar información no solamente podría limitarse a bases de datos tradicionales o copias de documentos. También es factible almacenar muestras de ADN que representen a un gran número de especies, incluyendo a los seres humanos. Es decir, un arca puede construirse como un repositorio puro de información, incluso totalmente automatizado. En el peor de los casos y aún cuando los seres humanos de la época de la catástrofe no pudieran sobrevivir, sería factible construir un arca que mantuviera latente a la propia especie humana por el tiempo que fuera necesario, hasta que la vida pudiera ser reconstruida en su estado activo.

Si bien esto puede considerarse como propio de la ciencia ficción todavía, no hay que olvidar que muchas de las cosas concebidas de esa forma acaban por convertirse en realidad. Por improbable que parezca, un evento apocalíptico capaz de erradicar la vida sobre la Tierra podría llegar a producirse y por lo tanto, también podría llegar a ser necesario dejar las cosas de tal manera. Ya sea en el planeta Tierra mismo o en una nave construida para trasladar la vida hacia otros mundos, quizás algún día sea necesario almacenar la vida para preservarla.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com