El básquet y el fútbol mundial ya son lo que eran...


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Equipamiento e indumentaria para ciclismo (I)

Vóleibol, voley o balonvolea: técnica y táctica básica (I)

Conociendo el bádminton

Las fases del proceso de adquisición de técnicas deportivas en niños (I)

Biomecánica humana: análisis de la acción psicomotriz (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos e indumentaria deportiva

Es probable que a la NBA le esté ocurriendo algo similar a lo que le pasa a ciertas ligas de fútbol europeas, como la liga española, y esto haga que el nivel de sus respectivas selecciones nacionales decaiga. Todo esto se debe a que el mapa del baloncesto mundial cambió totalmente en los últimos 15 años (mediados de los ´90 en adelante).

Hace más de 1 década que es innegable que el baloncesto europeo y sudamericano supera en efectividad y juego al baloncesto estadounidense, tradicionalmente el equipo a emular con su famoso "dream team". Desde 1994 la selección de básquet de Estados Unidos no puede llegar ni siquiera a un segundo puesto del campeonato mundial o torneo olímpico de baloncesto.

Siempre se dijo a pie de calle que las autoridades del básquet estadounidense no logran convencer a los grandes jugadores de la NBA para que se molesten en jugar un torneo "que no les interesa" porque está francamente a un "nivel más bajo" que el que se juega a nivel nacional en su país, incluso del nivel universitario. Esta pedantería podría ser cierta hace 20 o 25 años (80´ al 90´), cuando en Europa ni siquiera la selección yugoslava o rusa podía darle una lucha de igual a igual a la de Estados Unidos. Sin embargo, actualmente argüir esto es poco menos que un chiste.

Se ha especulado mucho al respecto de las causas del actual bajón del básquetbol norteamericano, uno de los rumores que corren es que no les es posible enviar otros jugadores debido a los controles antidoping o antidopaje que se dan en la FIBA a nivel de selecciones; controles que no se exigen en la NBA.

Sin embargo, la que consideramos la razón más factible y lógica de la decadencia del básquet norteamericano no son las drogas para aumentar el rendimiento (de hecho, grandes jugadores han participado en el mundial de baloncesto de este año, y no han llegado a la final, cayendo con Grecia en semifinales), sino la falta de atención a su "semillero" a nivel de la NBA en función de una selección nacional. Es decir, las grandes estrellas "exóticas" de la NBA vienen cada vez más del extranjero, no sólo porque Estados Unidos no es ya el único país donde se juega al básquet, sino porque la NBA se ve en todo el mundo, y tener jugadores de todo el mundo vende, es casi necesario para que subsista el negocio televisivo.

¿Pensar en una selección nacional? Eso no da tanto dinero, por lo tanto no es prioridad. Vemos entonces como el propio capitalismo está jugándole una mala pasada al deporte estadounidense en los que antes eran sus reductos inexpugnables. El patriotismo va siempre detrás del libre mercado. Esto es lo que hace que en la NBA cada vez quieran más jugadores de otros países, esto transformó al básquetbol de un negocio nacional en uno internacional.

Lo mismo pasa en la liga de fútbol española, en la que el Real Madrid o el Barcelona son los equipos más poderosos del fútbol mundial, pero a la hora de formar una selección española para jugar el mundial, esta nunca pasa de los cuartos de final. Y es que las "estrellas" de los equipos españoles son casi todas extranjeras, sudamericanas o de otros países europeos: Ronaldinho, Riquelme, Messi, Aimar, Saviola, Ronaldo, Roberto Carlo, Beckam, Agüero, Gustavo Lopez o Cannavaro son sólo algunos de los nombres que podemos mencionar de jugadores extranjeros jugando en equipos de la liga fútbol española.

Y es que, una vez más, lo que buscan las directivas de algunos clubes, como la que hasta hace poco dirigía al club Real Madrid, es hacer negocios (giras por Asia, venta de camisetas, etc.); los logros deportivos son secundarios. Aunque algunos empresarios deportivos se esmeren en argumentar a favor de la necesidad de generar dinero con un Club (cosa que es cierta), lo que nunca dicen es que con dinero no alcanza, con dinero NO ES SUFICIENTE para formar un buen equipo. Es más, puede que el dinero dificulte aún más el lograr una grupo que se lleve bien...y si no hay buenas relaciones entre los jugadores, no puede existir un buen equipo. Lograr que jugadores "normales" se lleven bien con "estrellas" que cobran 10 veces más que ellos por hacer el mismo trabajo (y muchas veces hacerlo peor, al esforzarse menos) es el reto de equipos saturados de "famosos" como el Real Madrid.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com