Ejercicio y capacidades físicas básicas: la fuerza (V)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Tipos o diversas clasificaciones de los músculos (I)

Tipos de fibras musculares

Tipos de contracciones musculares

Las fases del proceso de adquisición de técnicas deportivas en niños (I)

Biomecánica humana: análisis de la acción psicomotriz (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos e indumentaria deportiva

Los distintos tipos de fuerza según sus manifestaciones

A continuación explicaremos los diversos tipos de fuerza biomecánica., que se pueden clasificar según sus manifestaciones en:

Fuerza isométrica: fuerza máxima que puede desarrollarse producto de una contracción muscular que se realiza voluntariamente pero sin pretender mover las palancas biomecánicas asociadas. Desde el punto de vista biomecánico, cuando la longitud del músculo que actúa no se acorta, o se mantiene invariable en función del tiempo que dure el estímulo.

Ejemplo: contraer el bíceps sin mover el brazo.

Fuerza isotónica o antisométrica: es la que se realiza con el objetivo de mover una articulación o palanca oseoarticular, venciendo o no una resistencia dada. Desde el punto de vista biomecánico, cuando la longitud del músculo varía en función del tiempo que dure el estímulo. Puede ser concéntrica o excéntrica.

Fuerza excéntrica: es la fuerza o capacidad de contracción intramuscular que se realiza contra una resistencia que se vence o que se puede mover (una fuerza excéntrica es siempre dinámica). Desde el punto de vista biomecánico, cuando el músculo se alarga.

Por ejemplo, el levantamiento de una pesa.

Fuerza concéntrica o estática: es aquella que se realiza contra una resistencia inmóvil o que no se puede mover, contener un peso o resistir un empuje, o (dicho de otra forma), la capacidad muscular de contraer un músculo que no genera movimiento.

Es, por lo tanto, una contracción muscular que no produce movimiento al no vencer la resistencia a la que se opone, aunque lo intenta, o no ceder a ella (una fuerza concéntrica es siempre estática). Desde el punto de vista biomecánico, cuando el músculo en cuestión se acorta.

Por ejemplo, empujar una pared, o sostener unas pesas sobre nuestra cabeza.

Fuerza absoluta: es la mayor fuerza o capacidad de contracción intramuscular que puede desarrollar un músculo con la ayuda de estímulos eléctricos externos (fuerza involuntaria).

Por ejemplo, levantar 50 kilogramos hacia atrás con el antebrazo en una prueba, gracias a la estimulación externa del triceps con electrodos.

Fuerza dinámica: es la capacidad muscular o capacidad de contraer un músculo que genera movimiento como resultado de una coordinación intramuscular. Puede ser concéntrica (en sentido contrario que el movimiento resultante) o no (llevar la misma dirección que dicho movimiento).

Por ejemplo, la fuerza ejercida por los cuádriceps al caminar en senderismo, dar una patada en artes marciales, correr en atletismo, etc.

Fuerza explosiva: es la fuerza muscular o capacidad de contraer un músculo voluntariamente que se realiza en el menor tiempo posible. El tiempo medido se conoce como "velocidad explosiva".

Ejemplo: al golpear a la máxima velocidad posible en artes marciales, al patear lo más fuerte posible en fútbol, etc.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com