La desvirtuación del equipo y la indumentaria deportiva


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Dos de las formas más comunes e indetectables de dopaje

La decadencia física y mental del ciudadano (I)

Hábitos benéficos: algo más que teoría

El cuerpo que nunca se tuvo

Iniciación deportiva: ¿a muchos o a un sólo deportes? (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

Indumentaria para deportes extremos y tradicionales

En los países ricos, y de la mano de un consumo exagerado, se está dando cada vez más un fenómeno curioso: la desvirtuación de la indumentaria y el equipo deportivo.

Con desvirtuación del equipo, materia e indumentaria deportiva nos referimos al hecho de un uso banal y sin sentido de la misma. A nivel urbano sobre todo, algunas personas de relativamente alto poder adquisitivo (comparadas con las de la mayoría del resto del mundo, no con las de su propio entorno) compran indumentaria y material deportivo ya no sólo porque lo necesitan para la práctica de dicho deporte, sino porque está de moda.

Siempre se ha dado el caso de aquel que tiene el mejor equipo y la mejor ropa para hacer deporte, pero que le falta un "pequeño detalle": sabe muy poco sobre como practicar el deporte en cuestión. Pero el problema se da cuando estos no son casos aislados, o cuando incluso los que saben sucumben a la manía del comprar por comprar.

La estética mal entendida ha inundado el deporte en algunos ámbitos, de tal forma que vemos como ropa específica para situaciones concretas se usan sólo por "lo bien que quedan". Pero la desvirtuación es doble, no sólo estética, ya que el usar algo que queda bien sólo porque "queda bien" o "está de moda", es además un desperdicio de dinero (léase, de recursos naturales) y en muchos casos un problema del tipo que se puede tener cuando se usa algo para lo que no fue hecho; similar al que puede plantearse, por ejemplo, cuando alguien pretende cortar su comida usando el tenedor, y pincharla usando el cuchillo.

Un ejemplo claro es el de las chaquetas o camperas (chamarras) de Goretex. Mucha gente en Europa las usa como ropa de calle, cuando el frío es moderado, y ni siquiera llueve o hay una leve brisa, lo cual (valiéndonos del conocido refrán) sería como usar un cañón para matar una mosca. Lo mismo pasa con el calzado. Vemos como las botas de montaña semirígidas e impermeables (con Goretex u otras membranas incluidas) se usan para caminar por la calle o en terrenos normales, y aquí es donde los problemas son algo más que de desperdicio de recursos. El resultado de usar un calzado de montaña en la calle es, por lo menos, algo molesto, y muchas veces puede perjudicar a nuestros pies.

Así se da el caso que muchos chicos que tienen la posibilidad de seguir los dictados de la moda en los países donde viven, van a las clases de educación física con botas de montaña, o usan pantalones de gimnasia (chándal) que son "de diseño", es decir, muy lindos, pero que bajan o se rompen fácilmente por no ser holgados y de tela sintética. También vemos como, pese al frío, las chicas llevan escotes exuberantes...mientras tiritan... Sí, los dictados de la moda pueden ser crueles, y obligar al que no piensa un poco o todavía no pasó la adolescencia a comportarse de una forma totalmente irracional, al punto de priorizar el verse bien al no pasar frío, calor, hambre (bulimia, anorexia, etc.) cuando podría evitarlo fácilmente.

Al parecer, el uso funcional de la ropa y el equipo o material deportivo se conserva algo más en los deportes al aire libre, y sobre todo en el montañismo, incluso en lugares donde el consumismo está a la orden del día. Quizás se deba al hecho de que un montañista aprecia más el valor que pueden tener cosas como una bolsa o saco de dormir, desde el día en que fue salvado por ella, o por su chaqueta de Góretex, o por su único y desgastado arnés, etc. Sin embargo, hay que estar atentos a no sucumbir a las llamadas hipnótica del marketing, y sus delirantes necesidades creadas que (nos quieren hacer creer) nos hacen falta para seguir viviendo "más y mejor".

Puede que el único beneficio indirecto de esta práctica del consumismo salvaje en deporte sea la bajada relativa de los precios. Los que compramos sólo cuando realmente necesitamos ropa específica para el deporte que practicamos, podemos entonces aprovechar lo que se vende por internet en sitios como estos.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com