La economía contra el medio ambiente


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Obtención de alimentos y supervivencia: los perjuicios para el medio ambiente

Consejos ecológicos para ahorrar agua (I)

¿Cómo conocer la edad de un árbol? (I)

¿Reciclaje de Cds? Sino, reutilizarlos

El basurero más alto del mundo

Ecoreligión, impuestos y cambio climático

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

Pese a las protestas tanto de la población argentina y uruguaya (sobre todo de los vecinos de la zona afectada por el proyecto de las posibles futuras papeleras), parece que el Banco Mundial va a aprobar hoy (21 de noviembre de 2006) el crédito para que financiaría la construcción de la empresa finlandesa Botnia de las susodichas pulperas o plantas de celulosa.

Hay que mencionar que están "todos" contra la gente, porque los gobiernos de las dos grandes potencias económicas mundiales (entre otros) apoyan este proyecto: Estados Unidos y la Unión Europea, incluyendo por supuesto a España pese a que se diga que pretendía ser una mediadora "neutral". La razón que une a todos los gobiernos que integran el Banco Mundial es una vieja conocida: el dinero, la ambición económica que sin freno parece no ser compatible con el medio ambiente.

"Dicen" (lo dice la Corporación Financiera Internacional, otros con intereses en pugna) que las papeleras cumplirán con las normas "verdes" de la Unión Europea y Estados Unidos...pero aunque eso fuera cierto, nosotros nos preguntamos, ¿Está bien actualmente en materia ecológica la Unión Europea y Estados Unidos? La respuesta es un simple, rotundo y absoluto NO.

Sólo hace falta ver la oposición de EE.UU a Kioto, o la vergonzosa compra-venta de derechos de emisión de gases de efecto invernadero dentro de la Unión Europea, como si esto fuera una solución ambiental real al efecto invernadero en vez de una solución económica a los arreglos que existen en materia de contaminación entre los países de la UE y los firmantes de Kioto.

La riqueza medioambiental y los recursos naturales del mundo que mejor se preservan están en Sudamérica, África y Asia...bueno, más bien los pocos que están quedando. La razón es simple: las crisis económicas cíclicas en el tercer mundo alejaron a las grandes empresas por períodos de la zona, ya que invertir era un "riesgo" que no se podían permitir... Pero claro, cuando el pozo propio se agota, hay que recurrir a otro, esté lejos o no, haya que comprar el agua o haya que pedirla, aunque no se gane todo lo que se quisiera (es decir, después del pago de comisiones para saciar la corrupción de los políticos).

Así es como los últimos pulmones verdes del mundo, las últimas reservas de agua potable y de lugares ecológicamente vírgenes están siendo invadidos por empresas que dicen respetar estándares ambientales, pero que da la casualidad que construyen cosas que en sus países o en sus continentes no construyen, porque sencillamente no les dejan o ya han consumido, urbanizado, o agotado todos los recursos necesarios y los lugares para hacer destrozos de este tipo.

Pero no hay que olvidar un hecho fundamental, la causa real de la necesidad de plantas de celulosa: la demanda de papel, sobre todo de los países ricos. Países como España consumen toneladas de papel producto de la tala ilegal de bosques asiáticos, por ejemplo.

La demanda de papel aumenta cada día, y con ella el que se autoricen proyectos como el de la papelera de Botnia en Uruguay. Actualmente los ciudadanos del primer mundo que disponen de una impresora, muchas veces la usan para cosas triviales, o tiran en vez de reciclar el papel de aquellas copias que imprimieron mal. La única forma de evitar estos casos a gran escala sería dejar de usar papel que no fuera reciclado, reduciendo su consumo a lo realmente necesario.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com