Las especies marinas y los bosques olvidados


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

¿Cómo conocer la edad de un árbol? (I)

El basurero más alto del mundo

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

Aunque a cada minuto que pasa se siguen destruyendo a una velocidad de miedo, los bosques y selvas terrestres como el del Amazonas se suelen mencionar de vez en cuando en las noticias ecológicas implorando la piedad de las empresas que los tala sin miramientos...pero hay además otros ´bosques´ de los que poco se habla, aunque son diezmados igualmente.


un campo, donde antes había un bosque...
Uun campo, donde antes había un bosque...

Entre los bosques terrestres, tenemos los bosques patagónicos (Argentina) y valdivianos (Chile), considerados como "bosques primarios", sólo quedan unos pocos "aislados" en comparación a lo que antes era su área de cobertura natural. Su declinación no se debe a causas naturales, sino artificiales: tala, incendios forestales, avance de la urbanización, construcción de rutas, actividad minera industrial, etc. No hace falta recordar lo que implica que desaparezca un árbol...no sólo menos oxígeno, sino más dióxido de carbono, una "casa" menos para miles de animales (roedores, pájaros, insectos) y vegetales que viven en él o de él, directa o indirectamente.

Y digo "desaparezca" porque que un bosque se queme hasta las raíces (incluyéndolas, muchas veces, porque los incendios forestales graves se hacen subterráneos a través de ellas) o se tale por completo llevándose la madera, no es lo mismo que un árbol se muera de forma natural, caiga y se una al ecosistema terrestre del que forma parte, dando albergue durante su nueva etapa a innumerable formas de vida (musgos, hongos, artrópodos y más insectos de todo tipo).


Un video que muestra el relax que se siente en un bosque de verdad.

Pero también hay otros "bosques" olvidados, los bosques acuáticos y en particular marinos: los humedales, los bosques costeros, el plancton y los arrecifes de coral están siendo afectados por los tóxicos que se vierten a los mares y la urbanización desmedida, en los primeros casos, y por el incremento de la temperatura de las aguas debido al calentamiento global, en el último; calentamiento global que todo parece indicar no es un fenómeno natural, sino consecuencia directa de la polución y su efecto de agrandamiento del agujero de ozono atmosférico.

Aunque muchos lo olviden, el plancton es uno de los mayores responsables de generar oxígeno, y de hecho los geólogos cree que es el que contribuyó a hacerlo por primera vez en la prehistoria, antes de que apareciera la flora terrestre. Si desapareciera el plancton, la cuota el aporte de oxígeno bajaría considerablemente, al igual que el consumo de dióxido de carbono que estas milimétricas formas de vida usan para sobrevivir. El plancton es un elemento imprescindible por tanto no sólo en los ecosistemas acuáticos, sino en el ecosistema de la Tierra en su conjunto. Pero eso no sería todo: al ser el plancton uno de los primeros eslabones más importantes de la cadena alimenticia de los océanos, su desaparición implicaría una extinción masiva de especies de alcance difícilmente imaginable, y que afectaría tanto a peces y organismos acuáticos de todo tipo, como aves marinas y aquellos animales que se alimentan de ellas, de sus huevos, etc.

Por otro lado, los humedales o bosques costeros están siendo especialmente perjudicados por el avance de las ocupación humana de la costa. La destrucción de los manglares del golfo de México, por citar un caso, es la causante de que los efectos catastróficos de los huracanes que llegan a tierra se multipliquen, ya que no hay vegetación para frenar la marea de tempestad o olas e tormenta. En España, en las tierras que rodean los afluentes que desembocan en el mar cantábrico (las "rías gallegas"), o en el Reino Unido, plantas únicas como la sparina tienen la misma función de sustento del terreno. Las plantas que (como estas) toleran la sal son pocas, si se acaba con ellas, se perderá la defensa más efectiva contra la erosión costera. Vertidos de sustancias tóxicas como el que sucedió ayer en Galicia perjudican tremendamente no sólo el agua, sino a la vegetación de este tipo que se da en las costas.

La desaparición de las estructuras coralinas, por su parte, significaría una descenso de la biodiversidad impactante en las zonas en las que ahora (el océanos pacífico que rodea a Australia y su gigantesca barrera de coral, o el océano Índico y sus arrecifes, por ejemplo) dan sustento a miles de familias, especies y tipo de animales y plantas. Pero además el coral cumple una función equivalente a la del plancton y los bosques y selvas terrestres, sólo que a nivel acuático: capta el dióxido de carbono disuelto en el agua y lo convierten en caliza, eliminándolo. Recordemos que la mayor parte del dióxido de carbono de los océanos proviene de la atmósfera. Si el coral desapareciera, la contaminación aumentaría, y la polución por CO2 tendría un freno natural menos que le haga frente.

¿Qué hacer para evitar todo este mal? Empiece por incluir las acciones ecológicas en su vida cotidiana, contribuir con medio ambiente difundiendo estos artículos por internet, o debatiendo sobre estos temas en nuestro foro de ecología.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com