El Gea

No consumir langostinos de cultivo para proteger los manglares (I).

Por Greenpeace México.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

26 de julio de 2005 - Día Internacional de los Manglares.

España sigue incrementando sus importaciones de langostinos de cultivo de países en desarrollo contribuyendo así a la destrucción de los manglares y a la contaminación

Hoy 26 de julio, Día Internacional de los Manglares, pescadores, mariscadoras y ciudadanos de todo el mundo se manifiestan en contra de la destrucción provocada por la industria dedicada al cultivo de langostinos (1). En España, voluntarios de Greenpeace han montado en la Puerta del Sol de Madrid un gran panel en el que los ciudadanos/as pueden hacerse fotos como protectores de los manglares (colocando sus cabezas en orificios). Además y teniendo en cuenta el consumo de langostinos de cada persona, los voluntarios calculan la huella directa que ha provocado sobre los manglares.

Los manglares son bosques costeros que se encuentran entre los ecosistemas más valiosos y diversos del planeta. De hecho, son más productivos que los arrecifes de coral. Su principal amenaza es el cultivo de langostinos. Los bosques de manglar son talados para construir piscinas en las que se cultiva este manjar. Según la FAO, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, entre 1980 y 2000 se perdió un 25% de la superficie de manglares en todo el mundo (2).

Los manglares son, además, fundamentales en la protección de las zonas costeras frente a temporales y otros fenómenos climáticos. La destrucción causada por el reciente tsunami en el sudeste asiático o por el huracán Mitch en 1998 afectó en mucha mayor medida a las zonas que habían perdido sus bosques de manglar, aumentando sustancialmente el impacto humano de estas catástrofes.

Los impactos asociados al cultivo de langostinos no se restringen a la tala de manglares. A esto hay que sumar el uso intensivo de una amplia gama de productos químicos como antibióticos, fungicidas, pesticidas, la pesca destructiva de larvas de langostino y una huella humana brutal resultado del desplazamiento de miles de comunidades de pescadores y otros usuarios de los espacios costeros en todo el mundo.

Pese a que los impactos provocados por esta industria son bien conocidos desde hace años, los últimos datos confirman que España sigue aumentando sus importaciones y las previsiones indican que la tendencia continuará. La demanda de los países más ricos - EE UU, la UE y Japón - es el principal motor de esta expansión. "España es el principal importador europeo y, como tal, los consumidores españoles deben conocer el enorme impacto social y ambiental que se esconde detrás de uno de sus mariscos preferidos. Seguimos denunciando el sacrificio de ecosistemas enteros para satisfacer la demanda de un producto de lujo como los langostinos en los mercados europeo, japonés y estadounidense". -declaró Sebastián Losada, responsable de la campaña de océanos de Greenpeace.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©