La mugre ciudadana, antiecológica y cara


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Obtención de alimentos y supervivencia: los perjuicios para el medio ambiente

Consejos ecológicos para ahorrar agua (I)

¿Cómo conocer la edad de un árbol? (I)

¿Reciclaje de Cds? Sino, reutilizarlos

El basurero más alto del mundo

Ecoreligión, impuestos y cambio climático

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

La mugre, la suciedad, la basura se suele relacionar con la pobreza. Pero muchas veces es todo lo contrario, un símbolo de opulencia, de derroche, de gran poder adquisitivo...y siempre, eso sí, de falta de educación.

Basura en la Pedriza, Madrid
Basura en la Pedriza, zona de montaña de Madrid.

Sólo hace falta ver como en una ciudad maleducada cualquiera, un ciudadano come una golosina, un dulce, una bebida cualquiera, o fuma un cigarrillo y tira despreocupadamente el envoltorio, el envase, o el cigarrillo todavía humeante al suelo, a la vía, o a la calle...a cualquier lado menos a un tacho de basura o una papelera, aunque este esté a unos pocos pasos de distancia solamente.

Muchas de estas ciudades, sin embargo, puede que no sean a primera vistas ciudades sucias. Esto es porque a su vez se contrata personas para que limpien lo que los demás ensucian...

Los envases pueden ser reciclados, y los servicios de limpieza reducidos si la gente tirara sus desperdicios en el lugar correcto. Sí, la falta de educación genera mugre, y esta se debe "pagar", otros tienen que limpiarla. Dicho de otra forma, con personas educadas no sólo se ayudaría al medio ambiente, sino que se ahorraría dinero.

En situaciones de extrema pobreza la suciedad existe porque no se dispone de agua para lavarse, dinero para comprar productos de limpieza, y muchas veces la educación necesaria para conocer el concepto de "sanidad" y de "transmisión de enfermedades". Pero una persona pobre nunca desperdiciará, nunca generará basura si esta puede venderse o reutilizarse (reciclarse, canibalizarse) antes, de forma tal que le permita dar algo más de sí, y por lo tanto ahorra algo más para seguir viviendo.

La verdadera suciedad inútil surge de la opulencia mezclada con la ignorancia o el simple desinterés... porque "ya alguien lo limpiará alguien..." o porque "el día que me digan algo no lo haré...pero como nadie me lo prohíbe"

El que no hace las cosas por sí mismo, el que necesita que lo obliguen hacer o le prohíban no hacer para ponerse en movimiento, no merece ser llamado persona.

¿Es que hace falta que a uno le digan que no haga algo que sabe es perjudicial? Y no sólo perjudicial para otro, para todos, sino uno mismo...pero no, el ciudadano opulento vive en su rutina, y muchas veces no quiere (porque oportunidades tiene) ver otra cosa que esta...si esta no se perturba, el no se inmuta...el ciudadano opulento, el ciudadano producto del "progreso" señores, está mayoritariamente en decadencia física y mental (debata con nosotros al respecto aquí).



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com