El Gea

Fugas en los accionamientos de las barras de control de la central nuclear de Cofrentes (I)

Por Greenpeace España - Comunicado de Prensa.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

Greenpeace denuncia la actitud agresiva de Iberdrola en la operación de la central, así como su falta de transparencia informativa.

Greenpeace alerta sobre fugas en los accionamientos de las barras de control de la central nuclear de Cofrentes (Valencia) Estos fallos tienen su origen en la mala química del circuito primario, lo que lleva a pensar que podrían estar afectadas otras partes del sistema. Además, estos problemas reflejan la actitud agresiva de Iberdrola en la operación de la central, de la que es propietaria en un 100%, y su falta de transparencia ante la reiteración de sucesos e incidentes. En este sentido es especialmente relevante el reciente suceso de fugas en los accionadores de las barras de control, elementos de suma importancia para la seguridad ya que son los que permiten controlar y parar, en su caso, las reacciones nucleares en el reactor.

La elevada tasa de fallos en la seguridad que se dan en la central de Cofrentes, y de los que son una muestra evidente los numerosos incidentes que están sucediendo en la actual parada de recarga, son una demostración palpable de la pésima Cultura de Seguridad de Iberdrola.

A esa actitud negligente en la operación de esta instalación hay que sumar la falta de transparencia informativa de Iberdrola ante los problemas de la central nuclear, de la que además se han hecho eco diversos sindicatos con representación en la misma. Así, por ejemplo, en el suceso ocurrido el pasado 25 de mayo, de desbordamiento de agua radiactiva de la piscina superior de la central y que contaminó diversos equipos y el propio recinto de la instalación, y del cual Iberdrola no ha hecho notificación alguna.

Especialmente relevante, por su importancia desde el punto de vista de la seguridad, resulta el suceso de fugas en los accionadores de las barras de control, detectado el pasado 24 de junio. Por la información de que dispone Greenpeace, todo apunta a que se trata de un problema de corrosión inducida por mala química del circuito primario, lo que significa que, en principio, podrían además estar afectadas otras partes del sistema. Esta explicación implica que la responsabilidad de lo ocurrido recae en el operador de la central, puesto que parece evidenciarse que su programa de química del primario es de mala calidad.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©