Incursión masiva de mineros en la virgen Cuenca del Caura (II)


Foto del autor no disponible
Adriana Boccalon Acosta

Lecturas sugeridas

Racionales, cuando se quiere (I)

Un pequeño paso para España, un gran paso para la humanidad (I)

El pulpo Paul: la estupidez humana vs. la inteligencia pulpesca (I)

Cómo sobrevive el camello bactriano

El conejo: ¿Un espejismo de la superviviencia?

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

Razones técnicas

No a la minería en la Cuenca del Caura

La cuenca del Caura sobresale a nivel nacional y mundial por su megadiversidad biológica, su sociodiversidad, su recurso hídrico y su pristinidad. Ella está poblada por culturas de largo arraigo y extraordinaria vitalidad que dependen para su permanencia de los bienes y servicios que ofrece el mosaico de bosques que la cubre. Los bosques del Caura forman parte de la mayor frontera forestal tropical del mundo. Ellos cumplen importantes funciones como generadores de bienes y servicios tangibles e intangibles.

El Caura es el bono que sus hijos tienen para vivir en un mundo vivible.

La minería ilegal no ofrece un modelo de comportamiento ciudadano. Esa minería es una actividad transgresora que compromete la construcción del país que queremos. Un minero con chupadora o balsa, independientemente de su origen cultural, es una amenaza contra el futuro de todos.

La minería ilegal en Guayana, en su mejor momento, no ha involucrado directamente más de 15.000 personas. No son 100.000 ni mucho menos 250.000. Cómo actividad productiva genera mucho más costos que los beneficios que distribuye entre sus practicantes, costos que todos debemos pagar. Su importancia económica ha sido burdamente sobredimensionada.

En este conflicto, indígenas y ambientalistas han sido sometidos a violaciones de sus derechos humanos (golpes, saqueo de algunas viviendas y quema de obras). Muchos debieron huir en medio de la noche. Ello ha sido silenciado. La defensa de los derechos humanos no tiene buenos y malos. Todos deben ser defendidos.

La opción en el Caura no es la minería, es el aprovechamiento sostenible con participación activa de las comunidades locales. El plan de ordenamiento que actualmente se redacta es la opción. Este plan garantiza el reconocimiento de los hábitats indígenas en el alto Caura y planes de uso con actividades económica, ecológica y socialmente sostenibles en el bajo Caura.

El Caura tiene el potencial para mantener a todas sus poblaciones. Sólo debemos ser sensatos. Allí la minería no es el futuro.

La cuenca del Caura tiene una alta diversidad y belleza escénica, amplio rango de ambientes geográficos desde tepuis y complejos rocosos hasta planicies aluviales. Bosques que representan un sumidero de carbono con sobre 1,4 toneladas de billones de biomasa, equivalentes a sobre más de 700 millones toneladas de carbono. Además, una alta diversidad florística más de 2,600 de especies de plantas vasculares agrupadas en 661 géneros y 172 familias, que están distribuidas en la cuenca del Río Caura. Representativos de un alto endemismo con mas de 88,3 % de géneros y sostiene el 17% de la diversidad vegetal de Venezuela y 28% de la diversidad vegetal de Guayana. También es rica en diversidad faunística, con mas del 32% de las especies reportadas de Venezuela y 53% de las especies de la Guayana Venezolana, representando una comunidad de animales que no ocurren en otro sitio dentro de Venezuela o el Escudo de Guayana. La representación faunística de esta región incluye 168 especies de mamíferos, 475 especies de aves, 34 especies de anfibios, y 53 especies de reptiles.

Información preliminar indica que su diversidad de aves es de las más altas en Venezuela. Los recientes estudios acuáticos registraron 191 especies de peces, 9 especies de crustáceos, y 3 especies de moluscos. 13 especies fueron endémicas a Venezuela, 35 especies están en peligro, y 251 tienen distribuciones restringidas a la Guayana Venezolana.

Consecuencias para el ecosistema ribereño

Teóricamente, tanto los bosques ribereños como otras comunidades herbáceas o arbustivas de los ecosistemas ribereños actúan como reguladores de las características físicas y químicas de los ecosistemas acuáticos adyacentes, influenciando a su vez la biodiversidad de estos ecosistemas a través de las cadenas biológicas, bacterio, fito- y zoo-plancton, macroalgas, invertebrados terrestres y acuáticos, peces, mamíferos de agua dulce, batracios, reptiles, aves, así como algunos vertebrados terrestres.

También deben considerarse los valores intangibles que tienen estos bosques para el ser humano, como son por ejemplo los escénicos, culturales, en riqueza de recursos para extractivismo, entre otros. Los ecosistemas ribereños del Caura son de alta productividad y diversidad biológica, la misma estaría amenazada si se alteran con la extracción minera estos ecosistemas. Por ejemplo, cualquier intervención en la carga sedimentaria como la que produce la minería de oro aluvial alteraría la dinámica hidráulica del río y su equilibrio con los hábitats y la biota ribereña existente.

Hemos demostrado la alta dependencia directa e indirecta que tienen los Yekuana de los recursos de los sistemas ribereños sobre los cuales se sustenta su vida cotidiana (Rosales y Knab-Vispo publicación Libro N. 7 de Scientia Guianae), por ejemplo más de un 70% de las plantas tienen utilidad.

La cobertura vegetal de la Cuenca del Caura está dominada por formaciones de bosques húmedos. Su densa red hidrográfica le confiere al Caura una alta importancia internacional en relación a la producción de agua, está bordeada por bosques ribereños que exhiben diferentes relaciones ecohidrológicas con los ambientes acuáticos que determinan la estructura y composición de estos ambientes ecotonales tierra-agua. Estos bosques ribereños, a pesar de tener una baja diversidad local, generalmente asociada a la intensidad de la inundación, se diferencian de los ecosistemas de tierra firme añadiendo información de diversidad de paisaje y regional relacionada con la hidrodinámica y características geomorfológicas particulares de cada paisaje ribereño funcional. De allí la importancia de su conservación en términos de representatividad y unicidad taxonómica.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com