El Gea

Ninguna autoridad vigila qué tipo de transgénicos ingresan a México (II)

Por Greenpeace México.


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

"Es escandaloso que las autoridades mexicanas no tengan claro a quién corresponde vigilar las importaciones de granos y que se echen unas a otras dicha responsabilidad. Ante esta ineptitud, los mexicanos no podemos estar seguros de que los alimentos que ponemos en la mesa de nuestras familias estén libre de transgénicos, incluso de variedades no aptas para consumo humano o no aprobados en nuestro país. Esto agrava el de por sí ya inaceptable hecho de que estemos consumiendo transgénicos sin decidirlo", dijo Areli Carreón, coordinadora de la campaña de consumidores de Greenpeace México.

"Las marcas que tenemos aquí hoy no desconocen esta situación. La posibilidad de que en sus productos se estén empleando transgénicos no aptos para consumo humano es una realidad y ellas deben decirnos qué van a hacer al respecto. Se trata de algo que podría afectar sus utilidades y por supuesto a los consumidores", dijo Carreón, mostrando productos de Maicena, Kellogg's y Maseca.

"Urgimos a todas las empresas productoras de alimentos a establecer mecanismos para verificar qué tipo de granos están usando para elaborar nuestros alimentos, para evitar el uso de transgénicos en sus productos, especialmente ante el hecho de que no hay control de las fronteras y no se sabe qué riesgos podrían tener los transgénicos a la salud. Si la autoridad no ha querido o no ha podido establecer mecanismos para darle seguridad y certidumbre a los consumidores, las compañías fabricantes deben actuar urgentemente y eliminar el uso de estos riesgosos transgénicos en los alimentos", dijo Carreón.

"Los transgénicos son organismos modificados en el laboratorio que se usan irresponsablemente como alimento, pues no se ha podido comprobar que no causarán daños a la salud o al medio ambiente. Si a esto le sumamos que a México pueden entrar cualquier tipo de transgénicos, sin ninguna supervisión, control, ni monitoreo postventa; los consumidores estamos en riesgo de comer transgénicos inseguros, no aprobados e incluso no comestibles", concluyó Carreón.

Ineptitud histórica

Desde el 5 de julio de 2004, Marcelo Signorini, gerente de análisis epidemiológico de Riesgos de la Cofepris, declaró que no hay forma de saber cuántas toneladas de granos transgénicos entran de manera ilegal al país: "No tenemos un sistema de monitoreo y vigilancia en las aduanas del país, que verifique el origen de estos productos. En México no se vigila la entrada de Organismos Genéticamente Modificados (OGM); las autoridades aduanales no saben diferenciar un producto natural de uno modificado" (2).

Sara Heinen, ministra consejera para asuntos agrícolas de Estados Unidos en México, confirmó esto al afirmar que "las autoridades mexicanas y estadounidenses están diseñando un plan piloto para rastrear las 6 millones de toneladas que entran al país" (3) lo que significa que mientras ese plan piloto se diseña e implementa los consumidores mexicanos estamos en riesgo de consumir transgénicos no aprobados para consumo humano sin que ninguna autoridad se entere siquiera.


Notas:
1) Se anexan copias de los oficios COFEPRIS/1/0RI 3O3 /05; SAT folio 0610100117905; oficio de Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria folio 0821000003605 obtenidos mediante la Ley de Transparencia.
2) Ver la nota completa en http://www.elasesor.com.mx/mex287/noticia1.html
3) "Quieren rastrear maíz", Reforma 18 de noviembre, 2005.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©