La caza selectiva, una forma de caza ecológica


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Racionales, cuando se quiere (I)

Un pequeño paso para España, un gran paso para la humanidad (I)

El pulpo Paul: la estupidez humana vs. la inteligencia pulpesca (I)

Cómo sobrevive el camello bactriano

El conejo: ¿Un espejismo de la superviviencia?

Duna, el precio de la excelencia canina (I)

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

Pese a lo que pueda creerse en un principio, existe una forma de caza que no atenta contra el medio ambiente, es la conocida como caza selectiva.

Una lanza de supervivencia improvisada con un cuchillo
La caza de supervivencia es una de las pocas razones dignas para cazar, pero no la única...

La caza selectiva es fomentada en algunas regiones donde determinadas especies son "plaga", ya sea porque la acción de los humanos al "importarlas" de otros ecosistemas hacia uno que no les era propio produjo un desequilibrio medioambiental, o porque la extinción o desaparición relativa de otra especie a influido en que se reprodujera más de la cuenta.

La caza selectiva consiste en cazar este tipo de especies en regiones muy puntuales el planeta para contener su expansión (no, evidentemente, para extinguirlas). No puede llevarse a cabo "por lo que uno crea", sino en base a un estudio científico que determine el impacto ambiental que tendría una caza de este tipo sobre la zona, es una tarea consecuencia de un estudio previo, no de una cruzada individual en base a creencias. También se puede considerar "caza selectiva" al exterminio de animales que transmiten enfermedades imposibles de erradicar de otra forma, sean o no una plaga.

Por poner un ejemplo urbano, además (obviamente) las ratas de alcantarillado, puede considerase a las "ratas del aire", es decir, a las nefastas palomas (al tipo común que se ve en las ciudades, a la paloma doméstica "Columba livia", no a otras especies), como una plaga, y su caza debería ser autorizada, por mucho que se identifique a este ser volante con la paz y cuestiones parecidas. Sin embargo, a veces la ecología y el amor por los animales no parece distinguir entre el equilibrio medioambiental y la piedad irracional.

Desde Andinia sólo aprobamos moralmente dos tipos de caza: la caza por razones de supervivencia (cuando no queda más opción que cazar para sobrevivir en una situación extrema) y la caza selectiva. La mal llamada "caza deportiva", donde se crían animales sólo para ser matados, y por supuesto la caza furtiva, nos parecen un contrasentido que demuestra lo peor del ser humano, la pasión de "matar por deporte".

Por supuesto, antes que la caza, siempre que sea posible, es mejor tomar medidas de control de población en base a la esterilización, pero esto resulta imposible con algunas especies y en determinados contextos que no sean el de los animales domésticos, por ejemplo. En ese caso es cuando la caza selectiva se impone como una opción.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com