Zoológicos, prisiones sin piedad (II)


Foto del autor o fuente no disponible
PETA
People For the Ethical Treatment of Animals

Lecturas sugeridas

Racionales, cuando se quiere (I)

Un pequeño paso para España, un gran paso para la humanidad (I)

El pulpo Paul: la estupidez humana vs. la inteligencia pulpesca (I)

Cómo sobrevive el camello bactriano

El conejo: ¿Un espejismo de la superviviencia?

Duna, el precio de la excelencia canina (I)

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

Una chimpancé llamada Edith es un ejemplo de una cría que fue abandonada y abusada. Nacida en los sesentas en el zoológico de Saint Louis, sin duda la bebita atraía a muchas personas. Pero apenas después de su tercer cumpleaños, fue arrebatada de su familia y puesta en al menos cinco facilidades, finalmente terminando en Texas en un zoológico llamado el Refugio de Vida Silvestre de Amarillo (AWR). Durante una investigación clandestina de AWR, PETA encontró a Edith en un foso de concreto mugriento. Se le había caído el pelo y subsistía a punta de vegetales y frutas podridos y comida de perro. Para más información sobre esta investigación, por favor visite WildlifePimps.com.

Otro ejemplo es el de Twiggs y Jeffrey, dos jirafas nacidas en el zoológico de Cape May County. Cuando crecieron, el zoológico las vendió a un circo ambulante. 11 El director de el zoológico confesó haber visto las condiciones deplorables en las cuales vivían los animales de dicho circo pero no tuvo problema alguno con la situación.

Zoológicos de todas partes del país vendieron animales al zoológico New Braunfels, que en la actualidad está cerrado. Las ventas de animales continuaron aun cuando uno de los dueños de este zoológico "renunció en indignación al descuido animal". 12 El director de un zoológico en Arizona vendió a varios cabríos exóticos a un hombre que era conocido como un traficante de animales para ranchos de caza. 13

Más allá de los zoológicos

Al fin y al cabo, de la única manera que podemos salvar a especies amenazadas es conservando sus hábitats y combatiendo las razones por las cuales son cazadas. En lugar de apoyar a zoológicos, deberíamos apoyar a grupos como el International Primate Protection League, el Born Free Foundation, el African Wildlife Foundation y otros grupos que trabajan para conservar hábitats. Deberíamos ayudar a santuarios sin fines de lucro que son acreditados por la Association of Sanctuaries, como el the Elephant Sanctuary y el Performing Animal Welfare Society. Estos refugios rescatan y cuidan a animales exóticos sin venderlos o reproducirlos.

Con toda la información que tenemos a nuestra disposición hoy en día, con programas de televisión educativos y acceso al Internet y además con la facilidad que podemos viajar, educarnos sobre los animales es tan fácil como encender la computadora o hacer una caminata. La idea de tener a animales tras las rejas de una celda es realmente obsoleta.

Lo que usted puede hacer

Después de aceptar que los zoológicos no pueden proveer adecuadamente para las necesidades tan complejas de los elefantes, muchos de ellos han tomado la decisión de cerrar sus exhibiciones de elefantes, dejando un precedente positivo para todo los zoológicos del mundo. El zoológico de Detroit mandó a dos elefantes a un santuario porque, en las palabras del director, "Así como los osos polares no prosperan en climas calientes, los elefantes Asiáticos no deberían de vivir en grupos pequeños, sin amplio espacio que puedan recorrer. Y claramente no tienen porque soportar los inviernos tan fríos del Norte". 14 Por favor visite SaveWildElephants.com para más información sobre zoológicos que han puesto fin a exhibiciones de elefantes.

Los zoológicos de Baltimore, Detroit y North Carolina, así como el Zoológico y Aquario de Point Defiance han aceptado a osos polares que fueron rescatados de un circo ambulante tropical pero zoológicos progresivos como estos son la excepción y no la norma.

Los zoológicos son controlados por el Acto Federal del Bienestar Animal (AWA), el cual exige criterios mínimos de vivienda y mantenimiento para animales cautivos. El AWA requiere que cada exhibición animal obtenga una licencia del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), quien tiene que inspeccionar a los zoológicos anualmente. Sin embargo, grupos de bienestar animal han descubierto varias violaciones en algunos zoológicos que habían pasado las inspecciones del USDA con gran mérito. Lea Beyond the Bars, (Mas Allá de las Rejas) escrito por Virginia McKenna, Will Travers y Jonathan Wray para más información.

Nunca patrocine a un zoológico a no ser para observar a los animales como parte de su campaña contra zoológicos. Contacte a PETA para materiales de Observación de Zoológicos (ZooCheck)

Inste a su zoológico para que dejen de reproducir animales y para que hagan espacio para animales rescatados. Reporte condiciones deplorables al USDA, reparta panfletos en el zoológico, escriba cartas al editor de sus periódicos, y ejerza presión sobre sus funcionarios locales para que no subvencionen al zoológico con el dinero de los contribuyentes.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com