Libertad y cuidado de aves y pájaros (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Racionales, cuando se quiere (I)

Un pequeño paso para España, un gran paso para la humanidad (I)

El pulpo Paul: la estupidez humana vs. la inteligencia pulpesca (I)

Cómo sobrevive el camello bactriano

El conejo: ¿Un espejismo de la superviviencia?

Duna, el precio de la excelencia canina (I)

Productos y servicios relacionados

Productos y servicios respetuosos con la ecología y el medio ambiente

La Profesora Irene Pepperberg llevó a Alex, un loro gris que aprendió a utilizar muchas frases y palabras en el contexto apropiado, a un hospital veterinario para una operación de pulmón. Cuando ella se estaba preparando para retirarse, el loro le gritó ´Ven aquí. Te quiero. Lo siento. Quiero regresar´. El pensaba que había hecho algo malo y lo estaban abandonando.


Lori aro íris en libertad.

Debido a que los pájaros rara vez pueden comunicar su inteligencia y sentimientos a los seres humanos del mismo modo en que lo hace Alex, sufren terriblemente en manos de los humanos.

Los pájaros nacieron para volar y para estar con otros seres de su propia especie en un ambiente natural. El encierro provoca en los pájaros explosiones de cólera y cambios de humor. Los pájaros también pueden tener conductas maliciosas y ser muy destructivos. Algunas veces muerden las alfombras, los cables eléctricos y de teléfonos y prácticamente cualquier otro elemento que encuentren en su hogar. No es su culpa si no pueden ser buenos animales de compañía.

"Castigar" a los pájaros sólo aumenta su frustración y los hace más indisciplinados. Todo aquel que tenga un pájaro o pájaros debe aprender lo que necesitan para sentirse tranquilos y contentos, como analizaremos luego en este informe.

La cría como negocio

Del mismo modo que existen criaderos de otros animales, hay fábricas de pájaros, donde los criadores alojan cientos de miles de pájaros para que se reproduzcan.

Como "reproductor", el pájaro se transforma en un producto, al que colocan con una "pareja" para que se reproduzca y rara vez, o nunca, salga de su nido-jaula. Los pájaros no necesitan altos niveles de sanidad o higiene, ni recibir comida de alta calidad para producir huevos; en general les sacan los huevos y los colocan en una incubadora y a los pichones se los alimenta con fórmulas especiales. Al retirarle los huevos, la hembra recibe una señal de poner otro huevo, y otro y otro, lo que finalmente arruina su salud.

Aún en las empresas que producen bajas ganancias, la mayoría de los pájaros viven en pequeñas jaulas, rodeados de los sonidos atemorizantes de muchos otros pájaros que les resultan extraños. Un pájaro que no puede elegir su propia pareja de apareo se puede deprimir, especialmente si se lo separa de una pareja previa. Los pájaros en cautiverio suelen verse forzados a aceptar distintas parejas, y como la mayoría de sus jaulas no les brindan ninguna posibilidad de escapar, los machos frustrados pueden llegar a herir o matar a la hembra que rechaza sus avances sexuales.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com