Educación básica para niños (III)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

El adulto en condición de educando (I)

Sobre la Educación a Distancia (I)

El aprendiz de Educación a Distancia (I)

Internet como recurso educativo

Productos y servicios relacionados

Cursos y educación

Escuelas

5) - Respeto por los que corresponde, no sólo por una sola fuente de autoridad.

Si logramos todo lo anterior, pero supeditándolo solamente a los que normalmente tratan con el niño a nivel familiar (padre, abuelos, etc.) o de un entorno educativo dado, la educación no servirá de nada. Hay que lograr que un chico entienda qué valor tiene el hacer caso a los que saben, independientemente de que sean sus padres o sus profesores puntuales.

Cualquier persona que es más responsable en una situación, o sabe más sobre algo en particular y puede enseñarnos, advertirnos o guiarnos, debería ser merecedor de respeto, más todavía si es el responsable de si al niño le ocurre algo. Tener a un chico atado a una única fuente de autoridad como la única posible, causará un efecto muy negativo al verse "suelto" de ella (independizarse) en el futuro. Este es el efecto de un tipo de educación "cerrada" y desconfiada (o demasiado confiada) de que los demás no son quienes para mandar a "nuestros hijos".

¿Cuántas veces los profesores no hemos oído la famosa frase "mi padre es el que te paga" o "te voy a denunciar", tan común en los últimos tiempos por parte de los pequeños. Antes situaciones como esas eran inauditas, ahora muchos padres reniegan en la práctica de transferir su autoridad a terceros adultos, más cualificados que ellos, los desautorizan ante sus hijos ("¡usted no es quién para mandar a mi hijo!"). Y lo más paradójico es que al mismo tiempo, precisamente, estas personas a las que desautorizan las hacen cargo de sus hijos la mayor parte del tiempo (maestros, profesores de educación física, profesores de artes marciales, cuidadores de chicos, árbitros, guardavidas, socorristas, etc., etc.).

Una persona educada de forma abierta, basándose en el respeto a otras fuentes de autoridad, luego alcanza la autosuficiencia necesaria para poder discernir entre los que merecen respeto y los que no, pero en principio tratará a todos con respeto por norma (por ejemplo, para con las personas ancianas, siempre con más experiencia que nosotros). Más adelante se lo quitará a los que no lo merezcan seguramente. Pero de no educado ser así, un chico dejará de tener un mínimo de respeto a las autoridades una vez que pase a ser adulto, y pierdan sobre él la tutela sus padres y profesores a los que antes hacía caso única y exclusivamente.

¿Cómo se logra esto? Muy simple: nunca desautorizando a un terceros que estén a cargo de nuestros hijos adelante de ellos. Si no nos parece bien una decisión o una actitud por parte de alguien a cuyo cargo está nuestro hijo, lo debemos hablar con él en privado y solucionarlo. Esto que parece tan fácil y de sentido común, muchas veces se olvida, y los chicos pagan las consecuencias.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com