Idiotez ciudadana: algunas de las consecuencias de la decadencia de la civilización moderna


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La decadencia física y mental del ciudadano (I)

La supervivencia del ser humano mediocre (I)

Cómo sobrevivir al pago de impuestos

Una objeción a los que objetan

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Al menos en España ocurre algo que parece demostrar más allá de toda duda que la sociedad de progreso y civilización que tantos quieren vender a tantos otros a cambio de lo que realmente vale (su cultura, sus recursos naturales, etc.) es cada vez más nefasta, decadente y carente de sentido.

Me refiero a que existen "ciudadanos", no necesariamente jóvenes, que a veces se dedican a destruir por destruir, para divertirse. Por ejemplo, a rayar uno tras otro con una llave los vehículos estacionados en una calle cualquiera. Dentro de este tipo de "gracias" se incluye también romper las ventanillas a piedrazos vehículos, darlos vuelta o incendiarios. También se rompen y/o quemar papeleras y contenedores de basura, por ejemplo.

Es realmente decadente comprobar como estas estupideces sin sentido, motivadas ya sea por la idiotez, la falta de algo mejor que hacer lleva a propagar "modas" suburbanas como esta, a la que se acoplan los más tontos entre los inútiles. El costo que implica este tipo de chistes es enorme como cualquiera que haya llevado un coche a un chapista a arreglar lo sabe, el beneficio se queda en una simple broma que puede motivar la riza de algún que otro retrazado...

Rayón en coche

Es de esperar que este tipo de hechos se den en países de menos desarrollo por motivos diferentes, es decir, envidia de los más ricos ante las posesiones de los más pobres. Pero en el país de mayor desarrollo económico de la Unión Europea como es actualmente España, cabria espera que este tipo de cosas no ocurran: el motivo es, simplemente, la ausencia de motivo.

Rayón en coche

Esto nos enseña una lección: el bienestar económico no necesariamente implica una buena educación, ni fines en la vida ni, en definitiva, una cultura digna de ser valorada como tal. Es más, muchas veces implica todo lo contrario.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com