P. Edronkin

¿La democracia argentina realmente sirve?



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

La vida en la Argentina es una práctica constante de supervivencia urbana. Un ciudadano argentino de cualquier clase social debe soportar toda clase de vejaciones de su propio gobierno, el robo de criminales, los intentos de injerencia de otros países como los Estados Unidos en sus asuntos internos con cosas como el FMI o el ALCA, y encima de todo, los problemas que aparecen en otras partes del mundo como el terrorismo, la globalización financiera, la fiebre aviaria y asuntos por el estilo.

En verdad que la Argentina es una auténtica escuela de supervivencia sin principio ni fin, porque si bien alguna que otra cosa mejora, todos los habitantes terminan en el país estando peor. Y para entender esto, basta hacer un somero balance de lo que los años de democracia le han dado al país y a sus habitantes.

Quiero aclarar que esto no quiere decir que yo, Pablo Edronkin, autor de este artículo estoy a favor de las dictaduras o en contra de la democracia, pero lo que voy a decir significa que bajo la palabra 'democracia' se pueden entender muchas cosas: el la ex república democrática alemana, la democracia estaba en su nombre, pero se mataba a los que intentaban escapar a través del muro de Berlín.

En Irak ahora hay democracia, y muy poco democráticamente una persona promedio puede morir a causa de las torturas de los norteamericanos en sus cárceles, o gracias a los píos musulmanes que colocan bombas por doquier.

Claro, Estados Unidos también es una democracia, y tortura gente en sus prisiones, pretende inmunidad para sus funcionarios, y presiona a sus vecinos con el ALCA, exigiendo que abran sus fronteras al comercio a cambio de nada.

Y en la Argentina, la 'nueva Argentina' del Presidente Kirchner, nos encontramos con que pequeñeces como el sistema de atención médica a los jubilados y pensionados está siendo manejado por una tal Graciela Ocaña; una diputada electa que apenas terminó el colegio secundario. Usted no le daría el manejo de su cuenta bancaria a su hijo o hija de dieciocho años que acaba de terminar la escuela secundaria: Kirchner le ha dado a una persona con equivalente coeficiente intelectual y desarrollo cultural y académico, el manejo de - literalmente - miles de millones de dólares por año.

Y por supuesto, han sido gobiernos civiles los que han estafado a inversores propios y extranjeros con el 'default' de la deuda externa, en 2001. Y también la criminalidad y las muertes por asesinato se incrementaron en un 700% respecto de las que había durante la dictadura militar, aún contando a los célebres desaparecidos.

La democracia nos ha dado un incremento en la desocupación del 7% en 1983, cuando se fueron los militares, a un 18% ahora, y hemos llegado al 26% en un momento. También nos ha dado un incremento en la pobreza del 18% al 46% en estos momentos.

Los ingresos de un Argentino, en 1983, eran equivalentes a los que se encuentran hoy en día en España o Portugal. Hoy en día equivalen a la quinta o sexta parte.

Entonces, ¿no es hora de pensar qué pasa? ¿No es hora de replantearse si esta forma de democracia realmente sirve?





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©