El Gea

Intervención de Ricardo Alarcón sobre el proceso eleccionario de 2005 en Cuba (VIII)

Por Ricardo Alarcón - Versión del Consejo de Estado de Cuba.


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando empleo?

Mucho hay que hablar entre los cubanos para profundizar en el conocimiento cabal del Plan imperialista, debemos procurar que esta etapa que conduce al día de las elecciones se caracterice por el mayor entusiasmo, la mayor comprensión, que sirva también como parte del desarrollo cultural, educacional, de profundización en las ideas, enmarcarlo dentro de donde está que es en medio de la batalla de ideas, pero no de una batalla de ideas que tiene lugar en cualquier ambiente. Es en este marco que hay que verla, en el marco de las primeras elecciones que vamos a efectuar en Cuba, después que este señor nos anunció que este país dejaría de existir, y que además nos anunció que en esa tragedia que quedaría de lo que habría sido Cuba las elecciones no podrían tener lugar ni sobre la base de un registro electoral transparente, abarcador de todo el mundo, ni tampoco sobre la base de que los candidatos fueran postulados por el pueblo, directamente por los electores. Ahí explican como sería el futuro funcionamiento de los partidos políticos y quiénes serían los partidos políticos, los define con todas sus letras: los grupúsculos mercenarios que ellos se empeñan en organizar dentro de nuestra patria, a los que destinaron en el presupuesto anterior 7 millones de dólares, y que él acaba de anunciar al presentar su nuevo presupuesto para este año que los duplican, de siete saltan para quince y cuando se instaurase en Cuba el régimen que nos anuncia con este plan, y lo dice con todas sus letras, se multiplicaría de una manera muy amplia ese financiamiento a esos grupúsculos para transformarlos en los partidos políticos de este país. Así que esos que hablan de elecciones competitivas y que en Cuba no hay varios partidos etc., en el futuro ese que anuncia Bush habría varios partidos, sabe dios cuántos serían en esa repartición de dinero que el tendría que realizar, pero todos tendrían que responder a un solo amo el que les estaría pagando. Ya aumentarían los fondos porque irían a organizar esos partidos desde la base. Desde la misma base hasta arriba organizados por ellos, pagados por ellos. Ya no habría espacio para que ningún ciudadano postule a nadie, eso se acabaría, no habría reuniones de electores que propongan a los candidatos. No. Eso lo harían las maquinarias electoreras, pero para colmo organizadas, dirigidas y pagadas por el gobierno de Estados Unidos.

Eso está con todas las letras en un documento que nosotros los cubanos debemos esforzarnos por conocer cada vez mejor, y además sacar las conclusiones pertinentes, porque nos está recordando que en este momento nosotros tenemos el desafío enorme de probarle al Imperio que no va a conseguir su propósito. Por supuesto de eso estamos más que convencidos todos los cubanos, pero este proceso debe servir para que hasta el ultimo ciudadano y ciudadana gane en conciencia, en comprensión, en cultura, de la significación del proceso en que estamos ahora inmersos. No olvidar que en uno de los momentos de más sorprendente franqueza de este plan, ellos reconocen que carecen de antecedentes. Por supuesto, es difícil encontrar en la historia otro caso de un país que se apodere de otro y lo transforme de abajo arriba y lo convierta en ese infierno, pero la franqueza alcanza su cúspide cuando dice: sólo tenemos dos experiencias que nos pueden servir para lo que habría que hacer en Cuba, dos experiencias: una se llama Afganistán y la otra se llama Irak. Para que después nadie ande diciendo pamplinas por ahí de que no hay ningún propósito de violencia, de guerra contra Cuba. ¿Qué diablos quiere decir Afganistán e Irak? Quiere decir muchas cosas: la guerra injustificada, la guerra cruel, la guerra desproporcionada, la guerra sin motivo alguno o sin autorización alguna, pero además el crimen, la tortura, ese espectáculo deplorable, triste, sórdido, indignante que el mundo asocia justamente con esos dos nombres, especialmente con el de Irak. Lo que pasa es que las experiencias también son la de una resistencia del pueblo iraquí que ya hace que no sean pocos los que en Estados Unidos comiencen a comprender, que están metidos en un cenagal de donde difícilmente puedan salir en mucho tiempo. Aquí sería peor, aquí lo que les esperaría sería una resistencia incomparablemente más fuerte, más incontrastable, porque aquí nosotros tenemos un pueblo unido, un pueblo culto, un pueblo conciente, pero que debemos procurar que lo sea cada vez más.

Y este proceso en el que estamos envueltos ahora, que culminará no por casualidad el 17 de abril, tiene que culminar en el Girón más grande, más demoledor que nuestro pueblo le anuncia al Imperio en el caso que intentase arrebatarnos la patria y la democracia.

Muchas gracias.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©