El Gea

Discurso sobre la actual crisis mundial (IX).

Por Fidel Castro Ruz, presidente de Cuba.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando empleo?

Varias cosas fueron casi unánimes en los discursos de la conferencia.

Uno: no debía desatarse una guerra contra Iraq, mucho menos sin la aprobación de las Naciones Unidas.

Dos: Iraq debía cumplir estrictamente las regulaciones aprobadas por el Consejo de Seguridad.

Tres: prácticamente nadie tenía esperanza de que la guerra podía evitarse.

Cuatro: como es de suponer, el subdesarrollo, la pobreza, el hambre, la ignorancia, las enfermedades, la impagable deuda externa acumulada, la funesta labor desestabilizadora de los organismos financieros internacionales y otras incontables calamidades que azotan al Tercer Mundo, fueron objeto de análisis y denuncia.

Nuestra delegación asistió a las sesiones de la Cumbre y sostuvo además decenas de encuentros con otras delegaciones. Se nos solicitaba información, intercambios de experiencias, y en ocasiones colaboración en determinados campos.

Allí pudimos observar que personalidades de las más variadas culturas, creencias religiosas e ideas políticas nos trataban con familiaridad y confianza. Pudimos constatar que a nuestro pueblo se le admira y reconoce por su solidaridad y su firme adhesión a los principios.

A muchos de ellos les explicamos y ofrecimos información documentada del golpe fascista en Venezuela, el daño ocasionado al mundo con el sabotaje a la producción de tres millones de barriles diarios de petróleo, virtualmente paralizada, y que ya se recupera gracias a la aplastante victoria del pueblo bolivariano. Les explicamos también los riesgos de una guerra en la zona crítica del Medio Oriente, tanto para países ricos como pobres. Nuestro criterio de que aún no era imposible evitar esa guerra si Iraq lograba demostrar no sólo en el Consejo de Seguridad sino también ante los parlamentarios del mundo, sin excluir a los de Estados Unidos -donde muchos tienen duda-, Gran Bretaña, España e Italia, que son los aliados más incondicionales y donde muchos están en contra; demostrar ante los parlamentos y líderes de los países no alineados y los dirigentes de las organizaciones sociales que se han cumplido y se están cumpliendo todos y cada uno de los requisitos, incluidos en la Resolución de la ONU.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©