Fidel Castro Ruz

Conferencia sobre los mercenarios al servicio del imperio que fueron juzgados los días 3, 4, 5 y 7 de abril (II).

Por Felipe Pérez Roque, canciller cubano.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando empleo?

Un plan tras otro se ha estrellado contra la unidad de nuestro pueblo, contra la autoridad moral de la Revolución Cubana ante su pueblo, contra el hecho incuestionable de que la inmensa mayoría del pueblo cubano apoya y defiende a la Revolución, contra el incuestionable liderazgo moral de la dirección histórica de la Revolución Cubana. Han chocado con eso, no han podido sobrepasar esa resistencia, que ha causado la admiración del mundo.

Debo citar este antecedente, porque no se puede examinar los acontecimientos recientes en Cuba olvidando que en Cuba está planteado todavía un diferendo histórico, y es el derecho y la lucha de los cubanos por ser un país independiente, que ha debido enfrentar las apetencias históricas y los planes concretos de anexar a Cuba a Estados Unidos; en Cuba hoy se dirime eso y, para analizar la realidad cubana y lo que está ocurriendo en Cuba, hay que tomar en cuenta ese factor.

Cuba sabe bien que el derecho internacional está de su parte, porque la Carta de las Naciones Unidas reconoce a Cuba el derecho a escoger su propio sistema político, reconoce el respeto al principio de la igualdad entre los Estados y reconoce el derecho a la libre determinación de los pueblos. Por tanto, el bloqueo, la actividad de agresión y de presiones contra Cuba, intenta violar que todo nuestro pueblo ejerza su derecho a la libre determinación, cree sus instituciones, funde su sistema político y económico a su libre albedrío.

Eso es lo que está en juego en Cuba hoy: si un país pequeño, cercano a una gran superpotencia, puede ser un país independiente, puede ser un país que siga su propio camino.

Los pactos internacionales de derechos humanos, aprobados en Naciones Unidas y de los que tanto se habla por estos días, expresan textualmente que "todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación", y los cubanos nos hemos dado ese derecho. Hemos aprobado una Constitución, la hemos enmendado, tenemos leyes, tenemos instituciones, tenemos más de 2 000 organizaciones de la sociedad civil, entre organizaciones no gubernamentales, instituciones gremiales, y tenemos nuestro propio sistema, nuestras instituciones y hemos escogido nuestro camino y hay que respetarnos. Eso es lo que está en juego aquí: si podemos o no hacer nuestro propio camino y ejercer ese derecho.

La Carta de la Organización de Estados Americanos, de la que Cuba -como sabemos- fue expulsada por la presión del gobierno de Estados Unidos y de la que nuestra opinión ha sido ya reiteradamente dicha, sin embargo, la Carta de la OEA, a la que Estados Unidos sí pertenece y en la cual ejerce todo su poderío, expresa: "Todo Estado tiene derecho a elegir, sin injerencias externas, su sistema político, económico y social, y a organizarse en la forma que más le convenga, y tiene el deber de no intervenir en los asuntos de otros Estados."


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©