Fidel Castro Ruz

Discurso por el aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en Santiago de Cuba (I).

Por Fidel Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Ecología y Jardinería

¿Buscando empleo?

Entrañables compatriotas;

Distinguidos y queridos invitados:

Parece algo irreal estar aquí en este mismo sitio 50 años después de los acontecimientos que conmemoramos hoy, ocurridos aquella mañana del 26 de julio de 1953. Yo tenía entonces 26 años; hoy, han pasado sobre mi vida 50 años más de lucha.

No podía en aquel lejano instante pensar por un segundo que esta noche seríamos convocados los pocos participantes en aquella acción que aún sobrevivimos, junto a los que, reunidos aquí o que escuchan en todo el país, fueron influidos o actuaron activamente en la Revolución; junto a los que en aquella fecha eran niños, adolescentes o jóvenes; a los que aún no habían nacido y hoy son padres e incluso abuelos; a contingentes enteros de hombres y mujeres hechos y derechos, llenos de gloria e historia revolucionaria e internacionalista, soldados y oficiales en activo o en reserva, civiles que realizaron verdaderas proezas; a un número que parece infinito de jóvenes combatientes; a trabajadores laboriosos o entusiastas estudiantes, o ambas cosas a la vez, y a millones de pioneros que colman nuestra imaginación de eternos soñadores. Y de nuevo la vida me impone el singular privilegio de dirigirles la palabra.

No hablo aquí a título personal. Lo hago en nombre de los heroicos esfuerzos de nuestro pueblo y de los miles de combatientes que dieron sus vidas a lo largo de medio siglo. Lo hago, además, con orgullo por la grandiosa obra que fueron capaces de llevar a cabo, los obstáculos que vencieron y los imposibles que hicieron posibles.

En los días terriblemente tristes que siguieron a la acción, expliqué ante el tribunal que me juzgó cuáles fueron las causas que nos llevaron a esa lucha.

Cuba contaba con una población que no llegaba a seis millones de habitantes. Por los datos que entonces se conocían, expresé con crudeza, en cifras aproximadas, la situación de nuestro pueblo 55 años después de la intervención norteamericana contra una España ya militarmente derrotada por la tenacidad y el heroísmo de los patriotas cubanos, frustrando los objetivos de nuestra larga guerra por la independencia y estableciendo en 1902 un dominio político y económico total sobre Cuba.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©