Fidel Castro Ruz

Discurso por el aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes en Santiago de Cuba (XIII).

Por Fidel Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Ecología y Jardinería

¿Buscando empleo?

Calumniar y sancionar a Cuba, además de injusto y cobarde, es ridículo. A partir del grandioso y abnegado capital humano que ha creado y con el que ustedes no cuentan, Cuba no necesita de la Unión Europea para sobrevivir, desarrollarse y alcanzar lo que ustedes no podrán jamás alcanzar (Aplausos y exclamaciones de: "¡Viva el Comandante en Jefe!").

La Unión Europea debe moderar su arrogancia y prepotencia.

Nuevas fuerzas emergen por todas partes con gran pujanza. Los pueblos están cansados de tutelajes, injerencias y saqueos, impuestos a través de mecanismos que privilegian a los más desarrollados y ricos a costa de la creciente pobreza y la ruina de los demás. Una parte de esos pueblos avanza ya con fuerza incontenible. Otros se sumarán. Entre ellos hay gigantes que despiertan. A esos pueblos pertenece el futuro.

En nombre de 50 años de resistencia y lucha sin tregua frente a una fuerza varias veces superior a la de ustedes, y de los éxitos sociales y humanos alcanzados por Cuba sin ayuda alguna de los países de la Unión Europea, los invito a reflexionar serenamente sobre sus errores sin dejarse llevar por excesos de ira o embriaguez euronarcisista (Aplausos).

¡Ni Europa ni Estados Unidos dirán la última palabra sobre los destinos de la humanidad!

Deseo asegurarles algo parecido a lo que dije ante el tribunal espurio que me juzgó y condenó por la lucha que iniciamos hace hoy cinco décadas, pero esta vez no seré yo quien lo diga; lo afirma y augura un pueblo que llevó a cabo una Revolución profunda, trascendente e histórica, y supo defenderla (Aplausos):

¡Condenadme, no importa! ¡Los pueblos dirán la última palabra! (Exclamaciones.)
¡Gloria eterna a los caídos durante 50 años de lucha!
¡Gloria eterna al pueblo que convirtió sus sueños en realidades! (Exclamaciones de: "¡Gloria!")
¡Venceremos!
(Ovación.)


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Comprar - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©