Fidel Castro Ruz

Declaración del Gobierno cubano sobre cobardía europea en Guadalajara (I).

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Ecología y Jardinería

¿Buscando empleo?

Como todo el mundo conoce, ya que ha sido ampliamente publicado por la prensa, ayer jueves 27 de mayo en la discusión del documento final de Guadalajara, se libró una durísima batalla contra la resistencia tenaz de la Unión Europea, porque esta se oponía obstinadamente a un párrafo que denunciaba y condenaba de forma enérgica los monstruosos asesinatos y torturas a que fueron sometidos los prisioneros iraquíes.

Desde los días tétricos de Hitler, finalizada la Segunda Guerra Mundial, la humanidad no había observado imágenes tan conmocionantes. Miles de millones de personas, horrorizadas especialmente por el espíritu morboso y de brutal sadismo con que fueron llevadas a cabo, pudieron observarlas a través de las pantallas de cine, televisión, Internet y fotos de la prensa escrita. Tales métodos mostraban ultraje y desprecio a la cultura y los sentimientos religiosos de los pueblos islámicos que suman mil doscientos millones de habitantes, y de cierto modo comparten a través del Antiguo Testamento raíces históricas y éticas comunes con el cristianismo y el judaísmo.

El párrafo inicial propuesto por América Latina y el Caribe sobre este tema decía:

"Condenamos enérgicamente todas las formas de abuso, torturas y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes contra prisioneros de guerra y todo tipo de detenidos, así como contra cualquier personal dondequiera que se cometan, y quien quiera que lo ejecute. Nos declaramos consternados por las formas recientemente documentadas de tales actos, que son totalmente inaceptables y merecen nuestra condena más enérgica. Tales prácticas están y deberán permanecer prohibidas en todo momento y en todo lugar. En este contexto, hacemos un llamado a los gobiernos concernidos para que apliquen plenamente las sanciones previstas por la ley a todos los responsables y hagan respetar la prohibición de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, de conformidad con la Convención de Naciones Unidas contra la tortura y los convenios de Ginebra. Tales prácticas constituyen una grave violación a estos instrumentos internacionales."

La Unión Europea se negaba totalmente a mencionar el tema e incluirlo en la Declaración Final. A medida que se vio obligada a ceder terreno, se negaba a mencionar la palabra "tortura", calificando lo ocurrido de "malos tratos". Más adelante se negaba a referirse a los casos recientes de tortura de los presos iraquíes, utilizando para condenarlos una formulación general, y de modo especial evitando cualquier alusión a gobiernos responsables de estos actos de tortura. Fue fortísimo y controversial el debate entre el presidente de la Unión Europea y el segundo jefe de la misión cubana, el viceministro Bruno Rodríguez, que presidía en ese momento la delegación.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Productos y Servicios - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©