Fidel Castro Ruz

Declaración del Gobierno cubano sobre cobardía europea en Guadalajara (IV).

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Ecología y Jardinería

¿Buscando empleo?

Los representantes de la Unión Europea, irritados y ensoberbecidos por la enérgica réplica cubana, lanzaron un ultimátum: o se aceptaba esta formulación o no admitirían la inclusión del párrafo. El Canciller cubano rechazó con toda dignidad el ultimátum, y respondió que Cuba mantenía su posición de que las medidas debían ser concretamente condenadas, y si el párrafo apareciera en la forma redactada por la Unión Europea, Cuba prefería que no apareciera referencia alguna sobre el tema en la Declaración Final, pero que la Unión Europea debía asumir toda la responsabilidad de esa ausencia. Omitimos detalles de diverso carácter en aras de la brevedad.

Se confirmaba plenamente lo afirmado por el compañero Fidel en el punto uno de su Mensaje al pueblo mexicano:

"La complicidad de la Unión Europea con los crímenes y agresiones de Estados Unidos contra Cuba a través de su infame e hipócrita conducta en Ginebra y su bochornoso entendimiento y connivencia con la Ley Helms-Burton, de inaceptable e ignominioso carácter extraterritorial, la hacen indigna de ser tomada en serio por nuestro pueblo."

Faltaba todavía otra victoria moral en la tarde y noche de ese día. En esta tercera Cumbre la Unión Europea había rechazado desde hacía una semana, aduciendo diversos pretextos, que en la Declaración Final aparecieran de nuevo los principios del Derecho Internacional contenidos en la Carta de las Naciones Unidas, señalados y acordados en las dos cumbres anteriores. En pequeños conciliábulos los representantes de Europa habían explicado que no podían suscribir estos principios porque no podían reconocer la vigencia del principio de no intervención. Esto había conducido con anterioridad a un enfrentamiento entre Cuba y la Unión Europea.

En realidad, alrededor de estos principios esenciales estuvo produciéndose durante varios días el debate más importante. La Unión Europea trató sostenidamente de canjear nuestra renuncia a que se mencionaran estos principios en la Declaración Final por otros intereses nuestros, incluida la mención a la Ley Helms-Burton. Esto incluso lo llegaron a declarar públicamente. Habían solicitado que este párrafo fuese el último en discutirse. Y así se acordó. Ayer precisamente en las últimas horas de la noche estaban tan desmoralizados después de la discusión del párrafo de la Ley Helms-Burton que duró horas, no tenían ya capacidad para abrir una segunda discusión con la delegación de nuestro país, que hubiese puesto en peligro la existencia misma de todo el documento.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Productos y Servicios - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©