Fidel Castro Ruz

Construyamos un mundo cada vez más justo y menos desigual (II).

Por Carlos Lage Dávila, vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba.

(Versiones Taquigráficas - Consejo de Estado de Cuba)


Tienda Andinia

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Montañismo y Escalada

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Amistades

Motivación

Liderazgo

Salud Natural

Ecología y Jardinería

¿Buscando empleo?

Tendría que regresarse a los acuerdos preferenciales y a fórmulas que compensen las profundas y crecientes desigualdades.?

La preocupación por los pobres es una mentira. Se sostiene un orden económico internacional que destruye la soberanía e impide el desarrollo. La globalización neoliberal impuesta ha multiplicado más de 50 veces en 35 años, las diferencias entre el ingreso del 20 % más rico que vive en los países desarrollados y el 20 % más pobre que vive en el Tercer Mundo. Un solo ejemplo: en los Estados Unidos donde con menos de 300 millones de habitantes se consume el 35 % de los medicamentos que se producen en el mundo, y en el África

Subsahariana donde con más de 700 millones de habitantes se consume apenas el 1 por ciento.

Tendrían que ser reemplazadas las actuales instituciones financieras internacionales y reformarse profundamente la Organización de Naciones Unidas.?

La libertad, la democracia y la justicia por la que los países industrializados dicen luchar, seguirán siendo palabras huecas y falsas. Tendría que renunciarse al egoísmo y a la mentira para que creamos todos en tan esenciales conceptos.

La política del Gobierno de los Estados Unidos contra Cuba es un buen ejemplo del mundo unipolar en que vivimos.

El bloqueo consiste en una guerra económica total y despiadada en la que se nos impiden las exportaciones e importaciones de los Estados Unidos; se castiga y persigue el comercio e inversiones con otros países; se obstaculiza el acceso a los mercados financieros; se interfieren las vías de transportación y comunicaciones; y se llega al extremo de prohibir los viajes y contactos de los ciudadanos norteamericanos y cubanos.

Y ante el fracaso de esa política, hace solo unas semanas, el Presidente de los Estados Unidos, ha anunciado nuevas medidas para hacer aún más despiadado y cruel el bloqueo contra nuestra Patria, que dura ya 45 años. Han decidido causarle el mayor daño a la familia cubana. Movidos por el odio y la desesperación, lo criminal y lo absurdo se dan la mano en los nuevos planes; ya no solo prohíben los viajes de ciudadanos norteamericanos a nuestro país, sino también los de cubanos residentes en Estados Unidos y restringen y persiguen el envío de remesas de los cubanos residentes en ese país a sus familiares en Cuba. Por otra parte presionan a los bancos para que Cuba no pueda utilizar sus divisas convertibles en actividades normales de comercio y aplican nuevas medidas contra inversionistas en Cuba; dedicarán, según aprobaron, 59 millones de dólares para organizar la subversión interna en contra de la Revolución, incluyendo el financiamiento de emisoras de radio y televisión, que convocan a acciones terroristas.


<<Anterior - Indice - 1ra Página - Productos y Servicios - Buscar - Siguiente >>


El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©