P. Edronkin

Prestémosle atención a Groenlandia



Los más populares

Equipo para la Aventura

Supervivencia

Deportes Extremos y Tradicionales

Viajes y turismo

Fotografía y Video

Cursos

Ecología y Jardinería

Subastas

Vehículos

¿Buscando Empleo?

Juegos, apuestas y entretenimientos

Groenlandia es uno de esos lugares en el mundo del cual se sabe muy poco porque sencillamente no resulta atractivo ni para los turistas ni para la gente de negocios, cosa que seguramente, muchos habitantes de la región agradecen y otros lamentan.

Pero Groenlandia es una región que como Siberia, la Antártida o la Patagonia, vale la pena explorar porque encierra muchas cosas interesantes: está bien documentada - por ejemplo - la historia de varios aviones norteamericanos que en 1943 cruzaban desde los Estados Unidos a Inglaterra como parte del esfuerzo bélico aliado y tras ser engañados por los radiotelegrafistas de un submarino alemán, se extraviaron y tuvieron que hacer un aterrizaje de emergencia en el medio del hielo; varios bombarderos B-17 y cazas P-38 quedaron en muy buen estado de conservación, atrapados en las sucesivas capas de nieve que luego se transformaron en hielo.

Y aún menos conocido es el hecho de que en Groenlandia se encuentran rocas paleozoicas que encierran un gran número de fósiles correspondientes a momentos clave en la evolución de la vida sobre la Tierra, y que resultan fundamentales para la ciencia de la paleontología: por ejemplo, se encuentran allí las mejores evidencias para el estudio del evento P-T, ocurrido a finales del pérmico, y que fuera la mayor extinción de organismos vivos que conociera el planeta, mucho mayor aún que el evento K-T que acabara con los dinosaurios y otros grupos como el de los pterodactiloideos, amonoideos, etc.

Y también se encuentran allí las primeras evidencias de la existencia de tetrápodos, correspondientes al período devónico: son bastante conocidos los ejemplares de 'Ichtyostega', es decir, el anfibio más antiguo que ha sido identificado, un auténtico pez crosopterigio con patas en vez de aletas, y si bien se conocen algunos ejemplares aparentemente más antiguos que también podrían ser animales de cuatro patas, se considera a este - por lo menos hasta ahora - como el tetrápodo más antiguo del mundo; es decir, el primer vertebrado que caminara sobre tierra firme.

Por aquellos tiempos, la vida saltó del agua hacia tierra firme de forma bastante abrupta: aparecieron las plantas terrestres, los primeros artrópodos e insectos sin alas, y también los anfibios, ancestros de los reptiles y por supuesto, de nosotros mismos.

Y por eso deberíamos prestarle más atención a esta región del mundo, pues tiene importantes cosas para contarle a los exploradores.





El Buscador para los amantes de la vida al Aire Libre © - Andinia.com ©